miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Los ganadores? We The People

¡Arrollador! Esa es la única forma en la que podemos describir el Tsunami que barrió ayer con los Demócratas.

Su majestad Nancy Pelosi, quien no hace mucho se caracterizara a sí misma como la mujer más poderosa del mundo, fue despedida anoche. Y aunque el Príncipe Harry, ese truhán que hizo y deshizo en el Senado comprando y vendiendo almas, logró derrotar a su oponente, el Senado será a partir de enero un lugar mucho más equilibrado y decente. Y, lo que es mucho más importante todavía, a Barack Hussein Obama le recordamos que él no es ningún Jeque Árabe con poderes omnímodos y que en Nosotros, el Pueblo es donde reside verdaderamente el poder y que no toleramos que la arrogancia de un politicastro engreído se superponga a la voluntad popular.

Hell No! (Diablos No) fue el mensaje que recibió el establishment político de ambos partidos en Washington y harían muy bien en prestar especial atención porque este fue sólo el comienzo del regreso a las raíces del excepcionalismo americano. Llámenle como quieran los corifeos de la Gran Prensa de Izquierda y el Tartufo y sus acólitos, pero lo que ayer se vio en todos los colegios de votación fue un reflejo del espíritu que creó a esta nación única y que la ha sostenido en la prosperidad y la democracia a través de más dos siglos. Sin duda ayer fue uno de los momentos más brillantes en la historia de los Estados Unidos.

De nada le sirvió a los “manengues” de Washington que Barack Hussein Obama tratara de difundir el miedo entre los votantes de origen hispanoamericano al retratar a sus opositores como los “enemigos” de la Raza, ni que advirtiera contra el dinero, los intereses especiales y “la política del cinismo”, recordándonos bastante a Fidel Castro y a Hugo Chávez. Él sabía desde hace mucho que la mayoría estábamos totalmente en contra de su política de redistribución de la riqueza e ingeniería social, pero en lugar de prestar atención y escuchar se hinchó de arrogancia y llegó hasta burlarse de nosotros. 
Anoche, después que ya se viera la ola arrolladora del cambio, el verdadero, el que sale del pueblo, las preguntas que circulaban a través de los medios noticiosos eran si Obama seguiría embistiendo ciegamente contra la voluntad de la mayoría de los norteamericanos o por fin se llamaría a capítulo y aceptaría que su agenda era mayoritariamente rechazada.

Pues no hemos tenido que esperar mucho para enterarnos. Hoy en la Conferencia de Prensa que convocó para hablar de la debacle electoral demócrata y entre muchas de las vagas afirmaciones con las que usualmente enfrenta las situaciones desfavorables dijo el Tartufo: “La votación de ayer confirma lo que escuché decir a la gente a través de todos los Estados Unidos. La gente está frustrada, está profundamente frustrada con el ritmo de recuperación de nuestra economía”.

Es decir, que sigue en las mismas, son otros quienes tienen la culpa, no él, jamás él… Y sin el más mínimo sonrojo dijo que las decisiones que había tomado hasta la fecha eran “duras” pero “necesarias” y que trataría de encontrar consenso con los Republicanos, pero ya sabemos a que consenso se refiere, seguramente al que mencionara hace dos días cuando dijo que los invitaba a subirse en el carro para sacarlo del barranco, pero que el viaje debían hacerlo en el asiento de atrás, es decir su concepto de consenso y bipartidismo es aceptar sus caprichosas políticas, doblegarse ante su arrogancia como si fuera un señor de horca y cuchillo con poderes absolutos.

Pues Hell No! Y esperemos que los Republicanos que hoy alcanzan la mayoría en la Cámara y que ampliaron su peso en el Senado también hayan recibido el mensaje: Hay un mandato del pueblo que hay que cumplir y el que no lo haga así tendrá que enfrentar otro Cambio en el año 2012, dos años a la fecha exactamente.

Nobama
Nueva York, 3 de noviembre de 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

Nobama se siente orgulloso de
integrar esa lista

Como ya sabemos, hace unos días, Barack Hussein Obama, expresó en un mensaje a los votantes de origen hispanoamericano durante una entrevista concedida a la Cadena Univisión, su vocera política entre los medios en español, que los “latinos debían salir a votar en contra de sus enemigos”. Para el farsante que ocupa la Casa Blanca, todos aquellos que no compartan su agenda de extrema izquierda y de destrucción de los valores que han hecho grande a esta nación, somos “el enemigo”.

Pues bien, hoy en este día de elecciones en el que nosotros, los “enemigos” iremos a las urnas para propinarle una sonada derrota, le decimos:

Señor Obama, en Nobama nos unimos a ese grupo y nos sentimos muy orgullosos de integrar su lista de enemigos.

Este 2 de noviembre le acompañará como una pesadilla hasta noviembre de 2012 en que recuperaremos la Casa Blanca para el pueblo norteamericano.

We The People, hablaremos hoy alto y claro, y nuestra voz ya comienza a retumbar desde el Atlántico hasta el Pacífico.

Nobama
Nueva York, 2 de noviembre de 2010

jueves, 28 de octubre de 2010

Barack Hussein Obama designa a
dos zorros para cuidar del rebaño

Seguramente todos recordarán que hace solo unos días, el analista politico progresista Juan Williams fue despedido de NPR (National Public Radio) porque en el programa The O’reilly Factor de la cadena Fox, expresó que sentía temor cuando tenía que viajar en avión y en su vuelo viajaban musulmanes que se identificaban primeramente como tales. Pues bien, ahora ese temor debe trasladarse a toda la población con sentido común, ya que Barack Hussein Obama ha designado a un par de lobos para que cuiden del rebaño.

El Imam Hussein Obama acaba de nombrar a dos devotos musulmanes en sendos puestos en nuestra seguridad nacional. Arif Alikhan, fiel seguidor de las enseñanzas del profeta fue designado como Subsecretario de Políticas de Desarrollo y Kareem Shora, otro devoto hijo de la Umah, nacido en Siria y nacionalizado norteamericano, como integrante del Consejo Asesor de Seguridad Nacional (HSAC). A ambos les tomó el juramento de defender nuestra Constitución la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional Janet Napolitano.

Conste que la identificación como musulmanes devotos parte de los mismos designados y de la Secretaria Napolitano, no es una información que Nobama descubriera indagando en los pasillos de Washington. Por otro lado, ¿alguien entre nuestros lectores recuerda si alguna vez algún nuevo funcionario nombrado para una posición gubernamental fuera identificado como un católico o cristiano devoto, o como judío o protestante devoto?

¿A qué se deberá esa aclaración, esa especificidad en la militancia religiosa de los designados?

¿Será acaso para dejar bien claro que los musulmanes son ante todo “fieles creyentes” y que su obligación primaria es seguir los dictados del Corán y después, sólo si no está en contradicción, cumplir y hacer cumplir la constitución que juran defender y proteger?

Ciertamente que este nombramiento pone de manifiesto que el Imam de Washington se comporta como un buen hijo de la Umah y que al nombrar a dos devotos musulmanes en posiciones críticas para nuestra seguridad nacional, está haciendo de nuestra patria “un lugar más seguro”, según la Secretaria Napolitano.

Pobre del colega que tenga que ganarse el pan de cada día en la Gran Prensa de Izquierda y se le ocurra preguntarse: Pero, ¿no eran acaso “devotos musulmanes” los que asesinaron a más de 3 mil “infieles” el 11 de septiembre de 2001? ¿No eran devotos musulmanes el asesino jihadi de Fort Hood o los terroristas de la bomba en el escroto y de Times Square en esta ciudad de Nueva York?

¡Chitón! ¡Eso no se dice! Eso es intolerancia e incorrección política, todo lo cual está prohibido en la era del Hope and Change.

Nobama
Nueva York, 28 de octubre de 2010

martes, 26 de octubre de 2010

Los "cerebros asustados", según
Barack Hussein Obama


Libertad Digital, publica hoy una extraordinaria pieza escrita por el maestro Chuck Krauthammer en la que se muestra toda la arrogancia de la que es capaz el farsante de la Casa Blanca. Para leer el artículo hacer clic aquí.

Nobama
Nueva York, 26 de Octubre de 2010

martes, 28 de septiembre de 2010

Zoé Valdés denuncia a los cómplices del Nuevo Servilismo Cubano


Nuestra amiga la escritora cubana Zoé Valdés hizo una vibrante y gráfica denuncia de los cómplices del Nuevo servilismo cubano representados por el Partido Socialista de Zapatero y sus más visibles acólitos en la tarea Moratinos y Leire Pajin. En Nobama agradecemos a la amiga Zoé por la desmitificación hecha de la supuesta “liberación” de presos politicos por el Régimen dictatorial de La Habana. Para leer el artículo completo hacer clic aquí.

Nobama
Nueva York, 28 de septiembre de 2010

lunes, 20 de septiembre de 2010

OBAMA OMITE LA PALABRA “CREADOR”
AL CITAR LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA



El 15 de septiembre Barack Hussein Obama pronunció un discurso ante el Congressional Hispanic Caucus Institute y ya casi finalizando sus palabras decidió citar el que muchos consideran el más importante de nuestros documentos fundacionales: La Declaración de Independencia y lo hizo eliminando de su cita una palabra en la que quizás sea la más famosa oración de todo el documento y que se refiere a los “derechos”. Obama, no sabemos si por olvido o de manera intencional, omitió en su cita de que esos “derechos inalienables” le son dados a los seres humanos “por su Creador”. La famosa oración debe leerse: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres son creados iguales, que son dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables, que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Si observamos con detenimiento el vídeo que acompañamos, veremos que después de que Obama dice “creados iguales”, hay una larga pausa durante la cual frunce el ceño y parpadea varias veces y parece optar, por primera vez, por eliminar algo que estaba en el teleprompter. Su actitud parece ser de disgusto ante lo que dice realmente ese fragmento de la Declaración de Independencia.

Como ya sabemos que Barack Hussein Obama, otras veces ha criticado el alcance que le dieron a la Constitución quienes la redactaron y que su concepto de “Cambio” incluye el legado de nuestros Padres Fundadores, no estaríamos especulando si pensáramos que decidió omitir la palabra “Creador” con toda intención.

Nobama
Nueva York, 20 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

El Doble Discurso de Barack Hussein Obama cuando de Israel se trata


En conferencias de prensa y declaraciones formales Barack Hussein Obama y sus acólitos siempre dicen que Israel es su principal aliado en el Medio Oriente y destacan la “relación especial” existente con el Estado Hebreo, pero cuando se trata de concretar esas afirmaciones como, por ejemplo, sucede en el escandaloso por sus integrantes, Consejo de Derechos Humanos de la ONU, los Estados Unidos de la administración Obama siempre se muestran en contra de Israel por lo que no se diferencian en nada de nuestros más enconados enemigos allí representados.

Así, el miércoles en Ginebra durante el actual período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, la administración Obama fue uno de los decisivos participantes en la imposición de una prohibición a la participación del Estado de Israel, sólo similar con anterioridad a la impuesta a los representantes de la Suráfrica del apartheid. Cuando, y a pesar de las innumerables advertencias, los Estados Unidos se unieron al Consejo en la que fue una de las primeras decisiones del presidente Obama en política exterior, la administración dijo que al unirse al Consejo, los Estados Unidos no devendrían parte del problema, sin embargo eso es lo que ha venido sucediendo desde entonces, de ahí que la Embajadora de los Estados Unidos ante el Consejo Eileen Donahoe eligiera precisamente asistir y participar plenamente en una reunión que deliberadamente excluye la asistencia de algún representante de Israel.

Como sabemos, Israel es el único estado de la ONU al que no se le permite ser integrante con pleno derecho en ninguno de los cinco grupos regionales de las Naciones Unidas. Durante las sesiones del Consejo de Derechos Humanos, estos grupos celebran reuniones clave de planificación en las que los países negocian y comparten información importante a puertas cerradas. Hasta a la llamada Autoridad Palestina, que no es un estado miembro, se le permite participar en el grupo regional de Asia. A los israelíes se les permite participar en el Grupo de Europa Occidental y Otros en algunas dependencias de las Naciones Unidas, pero los miembros de este grupo han optado por excluirlos totalmente en todas sus reuniones relacionadas con el Consejo de Derechos Humanos.

¿Cuál sería la posición correcta, digna y decente de cualquier país ante semejante discriminación con un aliado tan cercano?

Simplemente negarse a participar hasta que se abandonara esa vergonzosa y escandalosa política de discriminación. Sin embargo la administración de Barack Hussein Obama, no sólo no protestó sino que entró por la misma puerta de entrada por la que se le prohíbe el paso a su “principal aliado en el Medio Oriente” y la única democracia verdadera en la región. Resulta verdaderamente indignante que mientras a los israelíes se les prohíbe su participación como miembros de pleno derecho de las Naciones Unidas en las reuniones de los grupos regionales del Consejo, por primera vez esta semana Libia ocupó su puesto como miembro del Consejo con derecho a voto. Otros miembros con derecho de voto en el órgano de derechos humanos de la ONU incluyen a países “modelos de democracia y de respeto a los derechos humanos de sus ciudadanos” como Cuba, Arabia Saudita, China, Rusia y Kirguistán, por citar sólo a algunos entre los más destacados.

Cuando Barack Hussein Obama decidió la participación de los Estados Unidos en el Consejo de Derechos Humanos, era notorio y lo sigue siendo hasta hoy, que la entelequia dominada por los dictadores y regímenes autoritarios de todo el mundo ha adoptado más resoluciones y decisiones que condenan al Estado de Israel que todas las dirigidas al resto de los 191 países integrantes de la ONU combinados. Sabía bien el Tartufo entonces y lo sigue sabiendo hoy, que la agenda formal permanente del organismo Consejo incluye un artículo específico, único y singular para condenar a Israel y otro para el resto del mundo. Pero a pesar de ello, en lugar de negarse a dar legitimidad a un organismo con una tendencia antiisraelí tan profundamente arraigada, Obama optó por comer del mismo plato que los mayores violadores de los derechos humanos del mundo y lo que es peor, utilizar el dinero de los contribuyentes norteamericanos, mientras proclamaba que Él, siempre Él, siempre “Yo”, sería el Gran Reformador del Consejo. ¡Qué cinismo!

Esta misma semana, la embajadora Donahoe publicó un artículo en The New York Times, en el que repitió la cantaleta Obámica de que la presencia de los Estados Unidos en el Consejo llena “un vacío de liderazgo” y que “el consejo está involucrado en un ejercicio serio de autoreflexión con el fin de mejorar su trabajo y el funcionamiento con respecto a su mandato básico de protección de los derechos humanos”. Paradójicamente, el mismo día en que se publicaba el artículo de la embajadora, los 57 miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) desmintieron la afirmación de posible reforma de la entelequia antiisraelí, ya que la OCI es quien detenta el equilibrio de poder en el Consejo, ya que la mayoría de sus integrantes está compuesta por miembros de los grupos regionales de África y Asia, y los países de la OCI constituyen la mayoría en los grupos africano y asiático.

Hablando el lunes a nombre de la OCI, Pakistán declaraba: “la OCI siempre ha subrayado que este (la función del Consejo) no es un ejercicio de ‘reforma’. Es nuestra opinión, que este proceso intergubernamental no debe reabrir el paquete institucional (de junio de 2007 que rige las actividades del Consejo y que adoptó la agenda de singularizar a Israel). El Consejo tiene el mandato de nada más, reajustar detalles mínimos cuando ello sea necesario”.

El Régimen y su errática e incapaz Secretaria de Estado no se cansan de calificar de exitosa su participación en el que ya se ve claramente como el Consejo Contra los Derechos Humanos, lo que como se demuestra es una ofensiva y flagrante tergiversación de la verdad de lo que sucede dentro del Consejo con la anuencia y aprobación del Régimen Obámico.

El mal llamado Consejo de Derechos Humanos es un lugar en el que el poder lo ejercen la mayoría no-democrática de sus integrantes y con su participación en el mismo los Estados Unidos, otrora esperanza de redención y libertad para los oprimidos, antes de la Era del Hope and Change, se colocan en el mismo sitio y a la misma altura de los Castro, Chavez, Kadafi y demás alimañas de la misma especie que se reúnen allí, a puertas cerradas, para condenar a los países verdaderamente democráticos como Israel, mientras hacen de la vista gorda a las continuas violaciones de los Derechos Humanos que se producen, por ejemplo, en Irán y en la Cuba de los Castro.

Lo que sucede es que en el fondo, el Régimen Obámico, en su arrogancia totalitaria, piensa en esencia igual que esos “líderes mundiales” y entiende los derechos humanos no como el ejercicio de los derechos individuales y democráticos de las personas, tal y como los recogen la Declaración de Derechos Humanos de la ONU. No en balde el Régimen piensa que puede violar los que nos están dados por nuestra Constitución en sus enmiendas, de ahí que pretenda obligarnos por primera vez en la historia a comprar un artículo (seguro de salud) porque le conviene a sus intereses políticos y haya convertido el ejercicio democrático parlamentario de la nación en un ejercicio de futilidad, tal y como sucede en los parlamentos títeres totalitarios y en el mismo Consejo antiisraelí.

Esta es una razón más para que en noviembre de este año y comenzando por el Congreso, iniciemos la limpieza y saneamiento necesarios en nuestras instituciones democráticas. De no hacerlo cada vez nos pareceremos más a esos mismos que hoy controlan el mal llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Hoy 17 de septiembre celebramos el 227 aniversario de la firma de nuestra Constitución en Filadelfia por los Padres Fundadores. Los norteamericanos llamamos a este día, Día de la Constitución y por ello resulta más que apropiado que nosotros sus herederos, regresemos a ese documento y nos preguntemos si aún existe en América un Gobierno Constitucional. Y lo que es más importante, aquellos que consideremos que ya no lo es; que este Régimen ha traicionado los principios que en ella recogieron sus creadores, no debemos descansar hasta que recobremos esos principios que han hecho grande a nuestro querido país, la tierra de los hombres libres y el hogar de los valientes.

Editores de Nobama
Nueva York, 17 de septiembre de 2010

sábado, 11 de septiembre de 2010

11 de Septiembre de 2010: Más allá del duelo


Un año más; nueve exactamente, en el que los estadounidenses conmemoramos hoy en la Zona Cero en Nueva York, el Pentágono en Washington y en la apacible pradera de Shanksville, Pensilvania, el doloroso y lacerante aniversario del 11 de septiembre.

En aquella luminosa mañana de martes del año 2001, cerca de 3,000 vidas inocentes, se apagaron en un criminal atentado lanzado al grito de Allah Akhbar, que hoy nos parece que sucedió hace ya muchos años y que a la vez nos desgarra como si hubiese sido ayer mismo.

Hoy todos los norteamericanos y las personas decentes de todo el mundo expresaremos nuestro dolor por los caídos y la admiración que sentimos por aquellos que sin vacilar se lanzaron a la vorágine de llamas, humo y polvo para socorrer a quienes lo necesitaban aun a costa de sus propias vidas.

Pero sería un error imperdonable dejarnos llevar por el sentimentalismo por lo sucedido en aquella mañana de final de verano, como también sería un error imperdonable perder la perspectiva de lo que verdaderamente sucedió ese día y la naturaleza de ese crimen abominable perpetrado en nombre de un Dios y una religión de odio. Aquello fue un brutal asesinato masivo disfrazado de Guerra Santa, Jihad como ellos le llaman, tal y como está escrito en El Corán, el libro sagrado en el que se recoge nuestra condena a muerte por el cuchillo por el simple pecado de ser infieles, por el simple pecado de adorar a otro Dios diferente o quizás a ninguno, como razón aparente o visible, que detrás encierra los objetivos políticos que fueron entonces y siguen siendo, la antítesis misma de nuestra civilización occidental y de nuestras libertades y nuestra democracia a las que quieren destruir e imponer su ley medieval, la Sharia, la misma que, por ejemplo, condena a las mujeres a morir lapidadas por sentir la atracción del amor o de la carne por otro hombre que no sea su marido y que condena a ser colgados en la plaza pública a aquellos que se sientan inclinados hacia sus semejantes del mismo sexo, por sólo mencionar dos transgresiones a la Sharia que, curiosamente, son las más defendidas por los que en la izquierda también se proclaman rabiosos defensores del derecho de los musulmanes a construir una mezquita para que los seguidores de esa religión puedan exclamar Allah Akhbar a unos pocos pasos del mismo sitio en el que hace nueve años gritaron lo mismo para arrancarle la vida a casi 3 mil hermanos nuestros.

Hoy ese mismo hijo de la Umah que mediante la mentira y el engaño se adueño de la Casa Blanca, quiere volvernos a vender gato por liebre y establece paralelos inexistentes a la vez que quiere reducir la enorme tragedia de hace nueve años a una acción individual de un grupo reducido de malvados: “Siempre existirá el potencial para que un individuo o un pequeño grupo de individuos, maten a otras personas”, dijo ayer Barack Hussein Obama. Pero la tragedia del 11 de septiembre y la ideología fanática y criminal que la respalda es mucho más que eso. Por mucho que trate de desvirtuar la verdad y de confundirnos elogiando al ex Presidente Bush porque una vez dijo, que estábamos en guerra contra el terrorismo y no contra los musulmanes, lo cual es estrictamente cierto.

Nuestra guerra es, en efecto, contra los terroristas, lo que sucede es que los terroristas son musulmanes. Nuestra guerra es y será, a pesar de los Obamas, los Bloombergs y toda la izquierda demócrata, contra esa ideología de odio y muerte que sigue trabajando con dedicación desde Sudán, Somalia, Yemen, Irán, etc, etc, en búsqueda de la caída y posterior dominio de occidente y con ello de nuestra cultura humanista y civilizada.

En su cínica doblez Barack Hussein Obama señala que los Estados Unidos “no están en guerra contra el Islam” y eso es estrictamente cierto desde el 20 de enero de 2009, pero lo que sucede es que la mayoría del Islam está en guerra contra nosotros. Como dijo certera y valientemente el ex primer ministro británico, Tony Blair, “occidente está siendo atacado por una ideología y sus raíces son profundas, sus tentáculos son largos y la narrativa sobre el Islam se extiende mucho más allá de lo que pensamos”.

Es precisamente esa negativa a aceptar la verdadera naturaleza del enemigo por parte de la administración Obama la que la hace pasar por alto la nueva amenaza que enfrentamos en casa y que ya se muestra verdaderamente alarmante: los jihadistas islamistas de cosecha propia. Hoy surgen cada vez más dirigentes de esos grupos terroristas islámicos nacidos o criados aquí mismo como el clérigo radical Anwar al-Awlaki, quien se crió en Nuevo México, y el chicaguense David Headley, que ayudara a planear los ataques terroristas en Mumbai en 2008.

Antes de 2005 y los atentados del metro de Londres, muchos funcionarios del Reino Unido estaban convencidos de que eso “no puede suceder aquí” y señalaban la integración de los musulmanes en la sociedad británica como razón fundamental y ese mismo criterio es el que nos quiere vender Barack Hussein Obama, para justificar su cacareado acercamiento con el mundo islámico y su defensa, innecesaria por demás, del derecho de los musulmanes a practicar su religión y lograr así su fusión en el llamado “Melting Pot” norteamericano para protegernos de los ataques de los islamistas domésticos.

Pero como sabemos la realidad se nos ha ido mostrando de manera diferente desde el ataque islamista por un jihadi norteamericano en Fort Hood el año pasado, y que sucedió por la desidia y el miedo de los funcionarios militares que ignoraron los repetidos contactos del asesino Nidal Malik Hassan con Anwar al-Awlaki y sus frecuentes mensajes de correo electrónico acerca de las operaciones suicidas. Y sólo la providencia logró salvar a esta ciudad de Nueva York del frustrado atentado con coche bomba en Times Square, gracias a la ineptitud del asesino jihadista.

Hoy, sí, los norteamericanos recordamos y lloramos otra vez a los caídos ese día, asesinados de forma inmisericorde al grito de Allah Al Bahkr, pero a la vez la inmensa mayoría de nosotros está dispuesta a evitar que esa religión de odio erija un templo símbolo de la victoria del Islam sobre occidente a pocos pasos del sitio en que asesinaron a tantos inocentes.

Y eso nos lleva a otra conclusión: Necesitamos líderes verdaderos que estén dispuestos a dejar de fingir o mirar hacia el lado opuesto ante la amenaza que representa el jihadismo islámico disfrazado de “Islamismo Moderado” y tolerante que pretende erigir su monumento de recordación a los asesinos del 11 de septiembre a pocos pasos de donde lloramos hoy y lloraremos en el futuro a nuestros muertos, asesinados bajo el cuchillo, tal y como predica el Corán, libro sagrado de los musulmanes que según cuenta la leyenda le fue dictado por Allah al profeta analfabeto Mahoma.

Esa es una lección que nos deja el legado del 11 de septiembre y que debemos aprender muy bien.

Editores de Nobama
Nueva York, 11 de septiembre de 2010.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El Hombre Olvidado o La Traición de
Barack Hussein Obama



Este vídeo no necesita explicación alguna. El sabor que deja es a la vez de tristeza e indignación y después de escuchar la soberbia con la que hoy nos habló el Tartufo, nos parece que el tiempo no pasa para llegar a las elecciones de noviembre.
OBAMA OUT IN 2012!

Editores de Nobama
Nueva York, 8 de septiembre de 2010

lunes, 19 de julio de 2010

Una pequeña lección sobre la Arrogancia Majestica


The Morning Sentinel, un pequeño periódico del Estado de Maine, publicó una Crónica social acerca de las recientes vacaciones de la Familia Real Obama en el Estado de Maine. En la edulcorada y adulona crónica aparece una pequeñísima nota que muestra en su enorme dimensión la tremenda arrogancia que despliegan los actuales ocupantes de la Casa Blanca; esta pequeña nota debía ser motivo de irritación y denuncia hoy en toda la prensa norteamericana, sin embargo, como siempre sucede con el Gran Timonel, el silencio es ensordecedor. 


En la crónica firmada por Rebekah Mezler, en la que narra los “excitantes” detalles de la visita de la Familia Real al Parque Nacional de Acadia en Bar Harbor, encontramos lo siguiente: “Antes de los Obama, llegó en un pequeño Jet, Bo Obama, el Primer Perro, un perro de aguas portugués, regalo del difunto Senador de los Estados Unidos Ted Kennedy.…”


Por primera vez en la historia de la nación, la mascota de la familia presidencial cuenta con su propio avión Air Force One. Mientras millones de norteamericanos hacen largas filas en las oficinas de empleo, y otros millones de norteamericanos ven como sus cuentas de retiro se reducen vertiginosamente, y también ven como les cortan sus horas de trabajo y sus escalas salariales, Sus Majestades el Rey Barack Hussein y la Reina Michelle mandan a su mascota Bo, en su propio avión especial, para que se les una en esta “pequeña aventura vacacional”.

Claro está que a todos nos gustaría poder sufragar los gastos para que nuestras mascotas volaran en su propio avión a cualquier sitio del país cada vez que se nos ocurriera, y por supuesto tener el dinero suficiente para contratar el personal que actúe como guardaespaldas y manejadores de ellas; sin dudas ello debe proporcionar una sensación de poder infinito. Eso estaría bien, claro está, siempre que el dinero saliera de nuestros bolsillos, pero sucede que en este caso We The People estamos pagando estos lujos reales con el dinero ganado a costa de nuestro sudor y que año tras año entregamos al Tio Sam por concepto de pago de impuestos.

Una desvergüenza más de la Familia Real de Washington en la Era del Hope & Change.

Nobama
Nueva York, 19 de julio de 2010

lunes, 12 de julio de 2010

El racismo cotidiano en
la Era del Hope and Change



La Era del Hope and Change no deja de sorprendernos. Cada día nos trae una nueva e interesante perspectiva, esta vez en relación con el racismo. Hoy, por ejemplo, toda la atención de la Gran Prensa escrita y televisiva se ha concentrado en la reproducción de una cinta grabada en la que se escucha al actor y director Mel Gibson expresando diatribas racistas. Sí, en nuestra opinión, Gibson es un racista y de los peores, es antisemita y odia profundamente a los judíos y sin dudas merece ser expuesto a la luz de la opinión pública. Pero lo que sucede en esta Era del Hope and Change es que esa misma Gran Prensa y sus ilustres nombres, de todos conocidos, no creen que deben publicar con la misma fuerza la cinta de vídeo en la que aparece el integrante del New Black Panther Party King Zulu Shabazz, cuando expresa en cámara lo que vemos y escuchamos en el vídeo que encabeza esta pieza:

“¿Tú quieres la libertad? Vas a tener que matar a algunos crackers (blancos).
Vas a tener que matar a algunos de sus bebés”.
Este mismo truhán es uno de los dos que en las elecciones de noviembre de 2008 en la que fue electo Barack Hussein Obama, bloqueaban en Filadelfia, la entrada a un lugar de votación, amenazantes y armados de batones, para evitar que aquellos votantes que no mostraban ninguna señal de apoyo a Obama, pudieran ejercer su derecho democrático. De manera que tenemos a un agente del Régimen hablando de matar bebés blancos y la Gran Prensa sólo habla de Mel Gibson. Tanto escándalo han hecho con esto que la agencia de talento William Morris Endeavor de inmediato eliminó a Gibson como uno de sus clientes. En contraste con esta actitud de la agencia de talento Eric Holder y Barack Hussein Obama continúan protegiendo y representando a King Samir Shabazz. El Departmento de Justicia rehusa procesar al New Black Panther Party sobre la base de su intimidación a los votantes, un delito federal, a pesar de que uno de los fiscales que se retiró del caso ha dicho que el caso estaría ganado antes de ser juzgado… Como diríamos en Cuba: de calle. De manera que el Departamento de Justicia de la Era Obámica del Hope and Change protege a un racista cuando debía procesarlo por violaciones a los derechos civiles de los ciudadanos y sin embargo el que está en todas las emisoras de televisión y en las planas de la Gran Prensa es Mel Gibson, que condenan, con razón, la conducta del actor y sin embargo ignoran la de King Samir Shabazz. ¿Por qué? Simplemente porque es negro y porque forma parte de los futuros fascios di combatimento del Régimen Obámico, la misma razón que impulsa al Fiscal General Holder a politizar la justicia sobre la base de la raza.

Cuando el Fiscal General Eric Holder repentinamente cambió de dirección e hizo que el Departamento de Justicia desestimara el caso de intimidación a los votantes contra estos dos activistas racistas del New Black Panther Party muchos se preguntaron ¿por qué el Departamento de Justicia abandonaba un caso que tenía ganado? Incluso abogados dentro del mismo Departamento no entendían la razón que impulsó al Fiscal General a tomar esa decisión y algunos de ellos han hecho declaraciones públicas para expresar su indignación y también se preguntan dónde diablos ha dejado el Congreso su obligación constitucional de supervisar a la rama ejecutiva en sus funciones de hacer cumplir las leyes que aprueba el Congreso.

Paradójicamente, la respuesta a esas preguntas y en gran medida a todas las que giran alrededor de esta “extraña” situación, la dio recientemente el líder del New Black Panther Party, en un vídeo que mostramos a continuación, en el que expresa su alegría porque el Fiscal General Holder toleró sus actividades de intimidación a los votantes contrarios a Obama y abandonó el caso ganado contra ellos. En el vídeo, Malik Shabazz, presidente del New Black Panther Party, explica en una reunión de la organización, por qué los militantes del Partido fueron enviado a los sitios de votación portando los batones, y después de algunas bromas explica que su hermano recibió la protección del Departamento de Justicia de Barack Hussein Obama porque “el liderazgo del Departamento de Justicia cambió a las manos de un hombre negro que lleva el nombre de Eric Holder.”



¿Hace falta algo más?

Pues sí, hay más.

J. Christian Adams, el abogado del Departamento de Justicia que renunció debido a que sus superiores, léase Holder, no le permitirían declarar en el caso porque “la ley no debe usarse contra malhechores negros debido a la larga historia de esclavitud y segregación”, lo que traducido al cubano sería algo así como “llegó la hora del pase de cuentas”. Este mismo Adams al testificar ante la Comisión de Derechos Civiles del Congreso declaró: “Se me dijo por parte de la dirección de la Sección de Votación que los casos contra acusados negros no serían presentados a juicio si ello beneficiaba a víctimas blancas”.

Y para cerrar con broche de oro, lo que parece ser toda una ofensiva racista por parte del Gran Timonel y sus huestes, la Primera Dama, Michelle Obama, pronunció un discurso ante la Convención de la NAACP (Asociación para el Progreso de la Gente de Color) en el que expresó que “las desigualdades raciales todavía persisten en la educación, la salud, los ingresos y la riqueza”.

Y esta es sólo una pequeña muestra del Racismo Cotidiano en la Era del Hope and Change.

Nobama
Nueva York, 12 de julio de 2010

miércoles, 7 de julio de 2010

Moratinos el Inmoral


Una vez más, Miguel Ángel Moratinos escenifica un nuevo capítulo de su arrinconamiento sistemático de la disidencia cubana. En su visita oficial a la isla, se niega a visitar a Guillermo Fariñas, en grave estado de salud por la huelga que mantiene contra la dictadura de los Castro, y en el colmo de la indignidad reclamó al periodista que dejara la huelga y “trabajara” como él para mejorar la situación en Cuba, como si Moratinos hubiera hecho algo en su vida en pos de ese objetivo y Fariñas no comiera porque desea adelgazar.

“Nuestro pensamiento es que, sobre lo que él buscaba, puede sentirse satisfecho y lo que tiene que hacer ahora es trabajar, como todos hacemos, para mejorar la situación de los derechos humanos en Cuba. (...) Aparte de eso, lógicamente yo tengo otros objetivos en mi estancia en Cuba que merecen la pena, que puedan dar resultados y servir a todos los ciudadanos de Cuba y, lógicamente, a los intereses de España y Cuba a medio y largo plazo”.

Claro, reunirse con la disidencia no vale la pena, ellos no tienen poder, como no sea el de la vergüenza y la dignidad y eso a Moratinos y a su jefe El Liberticida Zapatero no les sirve para nada.

Hoy el periódico español ABC, publica un excelente artículo de Gabriel Albice al que pueden acceder haciendo clic aquí. En la misma página pueden leer el no menos contundente editorial del rotativo madrileño.

Nobama
Nueva York, 7 de julio de 2010

viernes, 2 de julio de 2010

Yes, we can, Mr. President

De haber escuchado el tan anunciado discurso del Gran Timonel sobre Inmigración ayer, un querido amigo que ya no está entre nosotros me habría comentado: “Se equivocó la paloma”. Y de hecho habría tenido toda la razón, tanto de este como del otro mundo para afirmarlo. Y no fueron pocos los errores y sibilinadas expresadas ayer por este mal americano que hoy usurpa la Casa Blanca.

En Nobama pensamos que Obama dejó para el final el mayor y más mal intencionado de sus errores en su discurso en la American University cuando se refirió y tergiversó la historia de Emma Lazarus, la mujer, judía norteamericana, que en 1883, escribió el soneto The New Colossus, dedicado a la Estatua de la Libertad. El Tartufo dijo que ella se “inspiró en lo que vio y oyó, escribió sus pensamientos y donó una obra para ayudar a pagar la construcción de una nueva estatua: la Estatua de la Libertad, que en realidad fue financiada en parte con pequeñas donaciones de gente de todo el país”. Esta versión es, cuando menos incorrecta, y Obama lo sabe muy bien.

La verdadera historia de Lady Liberty es que fue un regalo del pueblo francés, a través de donaciones entregadas a la Unión Franco-Americana, una organización sin fines de lucro que le regaló la estatua a los Estados Unidos y el pedestal de la estatua fue pagado con contribuciones realizadas a través de la rama norteamericana de la Unión Franco-Americana, y es precisamente aquí donde entra a jugar el bello poema de Emma Lazarus, el que fue vendido en $1,500, en una subasta realizada por el comité para la construcción del pedestal. El soneto fue grabado en una placa de bronce y fijado principios del año 1900 en una pared interior del pedestal. Pero el descaro de Barack Hussein Obama ayer fue tan lejos como para alterar el contenido del poema cuando al citar uno de sus versos dijo: “yearning to be free” (anhelo de ser libre) en lugar de “yearning to breathe free” (anhelando respirar en libertad) como originalmente escribió la poeta.

¿Por qué el Gran Timonel trata de manipular este símbolo americano y los versos de Emma Lazarus?

En el contexto de la dedicación de Lady Liberty, Emma Lazarus escribió su famoso soneto en el que se destaca aquello de “Give me your tired, give me your poor, give me your huddled masses yearning to breathe free” (Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres, vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad) cuya interpretación sibilina por parte de Obama, está dirigida a una maniobra política en el debate inmigratorio y no a considerar seriamente el problema que enfrenta nuestra frontera sur y la invasión de indocumentados que desde allí sufrimos, como una vez dijera Milton Friedman hace muchos años; cuando Lazarus escribió en su soneto Give me your tired, your poor, Your huddled masses yearning to breathe free, se refería a aquellas “masas” con ansias de libertad que venían a fundirse en el “crisol Americano” imbuidos del mismo “sólido individualismo” que había hecho grande a América y no a integrarse en ese mundo del “multiculturalismo” y del “Estado de Bienestar” en el que quiere disolver nuestro excepcionalismo el Tartufo de la Casa Blanca. No, Señor Presidente, en realidad lo que Emma Lazarus quiso decir, es que en los Estados Unidos estamos dispuestos a recibir a todos los que huyen de la opresión y de la tiranía y no de la pobreza per se. Y hasta tuvo el atrevimiento de decir que Emma Lazarus había dedicado su vida a la atención a la salud. Poco le faltó para decir que el ObamaCare estuvo inspirado en el legado de la poeta.

Señor Presidente, la Estatua de la Libertad jamás estuvo concebida para ser un símbolo de la inmigración. Su concepción siempre fue la de ser el símbolo de la libertad y de la liberación de los oprimidos. Por eso la llamamos la Estatua de la Libertad y no la Estatua de la Inmigración. Ella es un monumento que estuvo destinado a conmemorar el centenario de la firma de la Declaración de Independencia el 4 de julio de 1776, esa misma declaración que su nominada a la Corte Suprema Elena Kagan, dijo que “era irrelevante para ella cuando de la Ley se trataba”. Esa misma declaración que los franceses quisieron honrar, tan profunda y excepcional que en todas partes del mundo se le considera muchas veces que tiene mucho más peso que la misma Constitución en términos de la profundidad de su significado, la misma razón por la que con frecuencia Abraham Lincoln le daba más importancia que a la misma Constitución.

Lady Liberty es quien nos guía, quien está a la vanguardia llevando en alto la antorcha de la libertad desde los Estados Unidos hacia el resto del mundo… a pesar de usted. Ella no carga la antorcha para alumbrar el camino hacia los Estados Unidos, ella lo hace para mostrar el camino hacia la libertad a los oprimidos, a los “rendidos”, a los “pobres”, a las “masas hacinadas anhelando respirar en libertad” del resto del mundo. Ella no es un faro para que los inmigrantes lleguen a este país porque estén “rendidos”, sean “pobres”, estén “hacinados”, hambrientos o sedientos. Desde que mintiendo, utilizando medias palabras y ocultando sus verdaderas intenciones logró hacerse con la presidencia, usted ha tratado de apagar la llama de esa antorcha, pero como no ha podido, ahora trata de manipularla en beneficio de su agenda política. Resulta indignante como trata usted de tergiversar y manipular y pretende utilizar nuestras más profundas tradiciones e instituciones para abiertamente destruirlas y redefinirlas. ¡Qué vergüenza!

Entonces, ¿qué debemos preguntarnos aquellos que estamos en contra de la agenda política del Régimen hoy que estamos sólo a un día de por medio del cumpleaños de la nación?

¿Acaso indagar dónde reside la responsabilidad de que esta agenda esté hoy en marcha?

¿Son responsables el Gran Timonel y su Partido Socialista, o el responsable es el electorado que permitió que lo llevó al cargo?

¿O acaso no es hora ya de que todos finalmente nos preguntemos quién es él y por qué lo está haciendo?

En Nobama pensamos que de hoy al domingo debemos reflexionar acerca de estas preguntas y también sobre el tema migratorio, principalmente, porque en su discurso este truhán trató de inyectarnos el concepto de lo inevitable en materia de protección de nuestras fronteras. Según él nuestras fronteras son demasiados grandes y resulta imposible protegerlas, por lo que debemos entonces dejarlas abiertas y legalizar masivamente a todo aquel que viole nuestras leyes y llegue a este país. Hoy por puras razones políticas, Barack Hussein Obama, se hace abanderado de lo que cuando era Senador votaba en contra, también por puras razones políticas.

Con el propósito de hacer de esta reflexión que proponemos algo útil, refresquemos la memoria y recordemos algunos de sus votos en el Senado, cuando durante la Presidencia de George W. Bush se discutía el tema de una Reforma Migratoria. En aquel entonces, el Senador Obama votó en contra de una enmienda del Senador Tom Coburn que exigía el hacer cumplir las leyes existentes sobre seguridad e inmigración antes de que alguien pudiera ser legalizado en razón de dicha Reforma. También votó Obama para eliminar el programa de trabajadores invitados. Votó en contra de otra enmienda que decía que antes de que se pusiera en práctica cualquier programa de trabajadores invitados o cualquier medida para legalizar a aquellos que ya estaban aquí ilegalmente, se debía exigir la completa puesta en práctica del sistema de revisión biométrica en la frontera aprobado desde 1996 durante la administración Clinton. Y hasta votó en contra de una enmienda con la que hasta Ted Kennedy estaba de acuerdo para garantizar la seguridad de la frontera antes de aplicar cualquier Reforma Integral. Estos y otros votos nos demuestran sólo una cosa, que Obama trata de tomar el tema Inmigratorio como un arma electoral con vistas a las elecciones de noviembre.

Hoy los norteamericanos tenemos ante nosotros dos opciones claras: cometer el mismo error de noviembre de 2008 y dejar que los socialistas sigan determinando la agenda política de la nación o sacarlos del Congreso para que el Tartufo vea claramente donde reside el poder de la nación.

Es hora ya de que le digamos alto y claro: Yes, we can, Mr. President.

Nobama
Nueva York, 2 de julio de 2010

martes, 22 de junio de 2010

Los “Tontos útiles” y el Régimen Obamista

Ayer hablábamos en Nobama de la ineptitud y la desvergüenza del Régimen en relación con la tragedia humana y ecológica del Golfo de México. Hoy les ofrecemos este esclarecedor y contundente artículo de Thomas Sowell, que pone los puntos sobre las íes a la sucia maniobra del Gran Timonel para en el mejor estilo de The Chicago Way, “no desperdiciar” esta crisis monumental.

Nobama
Nueva York, 22 de junio de 2010

¿Están ahora los EE.UU. en una pendiente resbaladiza hacia la tiranía?

Por Thomas Sowell

Cuando en los años 20, Adolfo Hitler estaba formando el movimiento Nazi que lo llevó al poder en los 30, con toda intención buscó la forma de involucrar a la gente que normalmente no prestaban mucha atención a la política.

Este tipo de gente resultó ser una valiosa incorporación a su base política, ya que se trataba de personas que eran particularmente susceptibles a la retórica de Hitler y mucho menos tenían base para cuestionar sus teorías o sus conclusiones.

“Idiotas útiles” fue el término supuestamente acuñado por V.I. Lenin para describir de forma similar a los irreflexivos partidarios de su dictadura en la Unión Soviética.

Lo que en otras palabras significa que una democracia necesita tener ciudadanos informados si ha de prosperar o, en última instancia, hasta sobrevivir.

En la actualidad, delante de nuestros propios ojos, la actual administración en Washington, está desmantelando, pieza a pieza, la democracia americana y muy pocas personas parecen estar preocupadas por ello.

En las encuestas, las cifras de aprobación del Presidente están en caída debido a que un creciente número de personas están en desacuerdo con políticas suyas en particular, pero el daño inflingido a la estructura fundamental de esta nación, va mucho más allá de políticas contraproducentes en particular.

Simplemente, ¿dónde dice en la Constitución de los Estados Unidos que un Presidente cuenta con la autoridad para extraer vastas sumas de dinero de una empresa privada y distribuirlas a su antojo entre aquellos que considera merecedores de una indemnización? En ninguna parte.

Sin embargo eso es precisamente lo que está sucediendo con el fondo de $20 mil millones que proporcionará BP para compensar a aquella personas perjudicadas por el derrame de petróleo en el Golfo de México.

Muchos entre el público y los medios, puede que piensen que la cuestión es muy simple, porque el derrame de petróleo de BP ha perjudicado a muchas personas, las cuales merecen ser compensadas por ello.

Pero sucedeque que nuestro gobierno, supuestamente, debe ser un “gobierno de leyes y no de hombres”. Si nuestras leyes y nuestras instituciones determinan que BP debe pagar $20 mil millones, o $50 mil millones o $100 mil millones, entonces que así sea.

Pero la Constitución dice que la propiedad privada no debe ser confiscada por el Gobierno sin mediar “el debido proceso legal”. Técnicamente no ha sido confiscada por Barack Obama, pero esa es una distinción sin establecer una diferencia.

Con la vasta expansión de los poderes gubernamentales, disponibles a la sola discreción de políticos y burócratas, los individuos y organizaciones privadas, pueden ser obligados a aceptar la imposición de poderes que nunca le fueron garantizados al Gobierno en la Constitución.

Si usted considera que el fin justifica los medios, entonces usted no cree en el Gobierno Constitucional.

Y sin gobierno constitucional, la libertad no puede perdurar. Siempre existirá una “crisis”, la que, como el Jefe de Gabinete del Presidente ha dicho, no puede permitirse que se “desperdicie”, como una oportunidad de ampliar los poderes del Gobierno. Ese poder, claro está, no estará limitado a BP o a ese período especial de crisis que dio lugar al uso de ese poder, y mucho menos a los problemas específicos.

Cuando de forma arbitraria, Franklin D. Roosevelt, sacó a los Estados Unidos del patrón oro, citó una ley promulgada durante la Primera Guerra Mundial, para evitar el comercio con los enemigos del país en tiempos de guerra. Pero cuando FDR terminó con las restricciones del patrón oro para imprimir moneda, no había guerra alguna. Por la misma época, durante la Gran Depresión mundial, el Parlamento alemán aprobó una ley “para aliviar al pueblo alemán”. Dicha ley, otorgó a Hitler poderes dictatoriales que fueron utilizados para cosas que iban más allá del alivio al pueblo alemán. Poderes que en última instancia trajeron una lluvia de destrucción para el pueblo alemán y otros pueblos.

Si el acuerdo con BP fuese un hecho aislado, quizás podríamos esperar que no se convierta en un precedente. Pero no hay nada de aislado acerca de ello. El individuo nombrado por el Presidente Obama para repartir el dinero de BP, según el criterio de la administración, a quien esta crea que debe otorgárselo, es sólo el último en una larga lista de “czares” nombrados presidencialmente, los cuales controlan diferentes sectores de la economía, sin siquiera tener que ser confirmados por el Senado, como lo son los miembros del Gabinete.

Aquellos que no son capaces de ver más allá de los acontecimientos inmediatos ligados a los elementos del poder arbitrario vs. el Estado de Derecho y la preservación de la libertad, son los “idiotas útiles” de nuestro tiempo. ¿Pero útiles para quién?

(Los que prefieran leer este esclarecedor artículo en inglés pueden hacer clic aquí o en la imagen.)

lunes, 21 de junio de 2010

La ineptitud y la desvergüenza del Régimen


Ahora parece ser que El Gran Timonel sabía de los problemas en el Golfo de México dos meses antes de la explosión de la plataforma de perforación el 20 de abril.

¿Qué sabían exactamente Barack Hussein Obama y sus secuaces?

¿Por qué no ordenó el cierre inmediato de la plataforma, sabiendo lo que sabía?

¿Qué hacía el inepto Secretario del Interior Ken Salazar?

Por su mediocre desempeño después que estallara la crisis y su incapacidad para determinar las prioridades de seguridad en la plataforma y comunicarlas, Salazar, le ganaría, por amplio margen en el terreno de la ineptitud a Michael Brown, el director de FEMA cuando el huracán Katrina.

Resulta que ahora hemos podido conocer que Obama y algunos de sus secuaces en el Régimen, sabían desde el 13 de febrero que la plataforma Deep Water Horizon tenía fugas de crudo y gas en el fondo del mar.

¿Qué cómo lo sabían?

Simplemente porque la misma BP lo informó al Minerals Management Services, una dependencia del Departamento del Interior, encargada de regular y fiscalizar la actividad de exploración y explotación petrolera y según documentos que están en posesión del Régimen, a principios del mes de febrero, BP estuvo alrededor de 10 días enfrascada en la tarea de resolver grandes rajaduras existentes en la base de la plataforma. Y se ha podido conocer también, que el Régimen fue informado acerca de esta situación, seis semanas antes de la fatal explosión, cuando un ingeniero de la Universidad de California en Berkeley, declaró públicamente que faltó poco para que se produjera una explosión: “Estos malditos estuvieron cerca de volar la plataforma”. Pero además de ser informada por la compañía británica, se sabe que BP, le pidió ayuda a la administración en este asunto, mucho antes del fatal accidente que costara la vida a 11 personas y que, como sabemos, ya se ha convertido en el peor desastre ecológico.

Sabemos que a partir de este punto comenzarán a acusarnos de propagar teorías conspirativas… una vez más, pero como hemos dicho otras veces... Qué puede importarle al tigre una raya más.

El Régimen y su Gran Timonel al tener conocimiento de lo que estaba sucediendo y no prestarle la atención que obviamente se imponía, demostraron una vez más su incapacidad y mediocridad, por lo que se impone la destitución inmediata del Secretario del Interior, Ken Salazar y el nombramiento de un Fiscal Independiente que investigue la posibilidad de existencia de negligencia criminal, no sólo por parte de BP, sino por parte de todos aquellos funcionarios, que tuvieron conocimiento del peligro que representaba la situación que se desarrollaba en la Plataforma Deep Water Horizon, incluyendo al Gran Timonel, y no tomaron las medidas necesarias para evitar la tragedia y la crisis que se abate sobre los Estados del Golfo. Lamentablemente, el Régimen ha visto en esta crisis, que su incapacidad y negligencia ayudaron a crear, una posibilidad para resucitar la Ley Cap & Trade, una de las perlas de la Corona del Cambio Obámico, la que parecía muerta por su impopularidad entre los votantes norteamericanos y ha decidido no hacer lo que demanda la decencia y la integridad.

¿Alguien pudo pensar que no intentarían aprovecharse de una crisis de tal magnitud?

Nobama
Nueva York, 21 de junio de 2010

lunes, 14 de junio de 2010

Barack Hussein Obama, el sin bandera






Oh say did we see, by the morn's early light, What so proudly we hailed at first responders' bravery,

 Whose broad stripes and bright through the perilous attack, O'er the Towers we watched were so gallantly gleaming!

 And the fire's red glare the planes bursting in air, Gave proof through the night that our flag was still there;

 O' say does that Star-Spangled Banner still wave

 O'er the land of the free and the home of the brave!
Versos del Himno Nacional de los Estados Unidos
Hoy es el día de nuestra bandera, una festividad en que se conmemora la adopción de nuestro estandarte nacional por parte del Segundo Congreso Continental en 1777. Hoy la mayoría de los norteamericanos, los verdaderos, los patriotas, los que aman al país y a sus símbolos, honran con orgullo a la Bandera de las Barras y las Estrellas, y sin embargo, irónicamente, el “Presidente de la Nación”, no parece sentir el mismo amor y respeto por nuestra enseña nacional que sus predecesores.

Barack Hussein Obama, es el primero y el único Presidente en la historia de la nación que celebra una Conferencia de Prensa, como habrán podido apreciar en las fotos que encabezan esta pieza, sin que a su alrededor aparezca ni una sola Old Glory. ¡Qué vergüenza para la nación!

Nuestra bandera es un símbolo poderoso del orgullo americano y como sabemos, El Gran Timonel, no siente ningún orgullo en ser norteamericano y mucho menos por sus símbolos que han representado el excepcionalismo americano a través del tiempo.

Como muchos compatriotas, en Nobama estamos convencidos de que Obama no ama a nuestro país, y nuestro convencimiento data desde la misma campaña cuando prometió que “transformaría fundamentalmente a los Estados Unidos” y la mayoría de quienes votaron por él no comprendieron el alcance de esa promesa, no comprendieron, que a la mayoría de nosotros, muchos de ellos incluídos, nos gusta América tal cual es.

Muchos recordarán, y a los que no aquí se lo recordamos, que inmediatamente después de su elección como Presidente, Obama concedió su primera entrevista formal a la cadena de TV árabe Al Arabiya y aprovechó la ocasión para criticar al país del que acababa de ser electo como Presidente: “Con demasiada frecuencia, los Estados Unidos comienzan dictando… y no siempre sabemos los hechos que están involucrados”, sugerencia sibilina de que ha sido nuestra inepta política en el Medio Oriente, la que ocasiona las tensiones en la región. Pero este fue sólo un ensayo de lo que vendría después… Más tarde en un discurso ante la ONU diría: “Estados Unidos con mucha frecuencia ha sido selectivo en su promoción de la democracia”. Y, como buen seguidor de las prácticas totalitarias, atacaría en Estrasburgo, el pasado glorioso de la nación: “han mostrado arrogancia (los EE.UU.) y han sido desdeñosos y hasta burlones” hacia el resto del mundo. Estos ataques de Obama, y los que seguirían, contra su propia nación, parecen salidos de un manual escrito a manos múltiples por los mayores totalitarios de la historia del mundo. Aunque sólo bastaría recordar a Fidel Castro para darnos cuenta de esas similitudes.

Pero en realidad quien se ha mostrado arrogante, desdeñoso y hasta burlón contra su propio pueblo ha sido el Tartufo, o es que ya hemos olvidado aquello de que la gente en sus frustraciones se “aferra a sus armas o a su religión o a la antipatía por aquellos que no son como ellos”, esta “reflexión Obámica” nos revela claramente su desprecio absoluto por la América Profunda, donde es cierto que la gente se aferra a sus armas y a su religión, porque ambas cosas forman parte de su herencia cultural y nacional.

Cuando se refiere burlón a los “anillos de bronce de las costumbres” o a la “sociedad de propietarios”, lo que hace es poner en tela de juicio la legitimidad de la ambición humana de lograr una vida mejor y la felicidad como enuncia nuestra Constitución. Para vergüenza de todos y de nuestra nación, en la Casa Blanca habita un miserable que no cree en el ejemplo que ha sido para el resto del mundo nuestra energía y éxito a través de los siglos. Este impostor, desprecia todo lo que ha hecho grande y excepcional a nuestra nación, y su falta de liderazgo y su odio manifiesto contra el sector privado, unido a su ya conocida costumbre de culpar a cualquier otro que no sea él por sus errores e ineficiencias, han ido erosionando su antigua popularidad y ya, cada día que pasa, más norteamericanos de los que un día votaron por él, comprenden que Barack Hussein Obama, no es de la casta de quienes habitan en la “tierra de los hombres libres y en el hogar de los valientes”.

¡Qué Dios Bendiga en este día y siempre a América y a nuestra bandera!

Nobama
Nueva York, 14 de junio de 2010

martes, 8 de junio de 2010

De Rumba con los Obama

Mientras la mayoría del país lucha a brazo partido para poder pagar sus cuentas y mantener a sus familias, Barack Hussein Obama y la Primera Dama, fiestean como la realeza de cualquier dinastía. Ese es el mismo Tartufo que nos dice que el costo de la energía tiene “necesariamente que dispararse” para poder proporcionar los fondos que necesita para costear su agenda extremista de destrucción del capitalismo y de nuestras libertades.

La colección de figuras que han pasado por la Casa Blanca para divertir a Sus Majestades Obámicas y a sus cortesanos es verdaderamente excepcional: Bob Dylan, Stevie Wonder, Tony Bennet, Paul Simon, Marc Anthony, Jennifer López, Gloria y Emilio Estefan, Herbie Hancock, Martina McBride, Queen Latifah, The Foo Fighters, Faith Hill, y más recientemente el antiamericano Paul McCartney, entre muchos más. Nunca antes en este mundo y mucho menos en la Casa Blanca, se había visto una tan continuada serie de conciertos, con el único propósito de entretener a un solo hombre… Todo ello costeado con los impuestos ganados con nuestro sudor.

¿Cuánto nos estará costando este tipo de entretenimiento excepcional?

Aún cuando demos por sentado que todos los artistas se presentan sin cobrar por ello, ninguno, por ejemplo, ha cantado utilizando una máquina doméstica de Karaoke. Estas bataclánicas pachangas Obámicas, exigen equipos profesionales, alta tecnología que necesita de ingenieros de sonido, escenarios, iluminación, etc., etc… todo lo cual resulta verdaderamente caro. Si a esto le añadimos la bebida y la comida que se consume, seguridad, invitaciones, secretarias sociales, camareros, y todo lo que cuelga en personal de servicios, el costo de cualquiera de estas rumbitas presidenciales puede llegar a los 75 mil dólares. Y con más de 27 de ellas celebradas hasta el momento el costo para los contribuyentes está ya en la gama de los millones de dólares.

Como sabemos, el Régimen que se alzó con la victoria en 2008 con la promesa incumplida, entre otras, de la transparencia; no proporciona información alguna acerca de los gastos por concepto de entretenimiento, sin embargo, se ha podido calcular, que Sus Majestades gastaron en sus rumbas, sólo en 2009, la bicoca de al menos 10 millones de dólares.

Si tenemos en cuenta que el país está en guerra y que una cifra récord de 40 millones de norteamericanos dependen de estampillas de alimentos para poder comer, El Gran Timonel y la Gran Primera Compañera debían mostrar un poco de clase y de sensibilidad ciudadana y eliminar estas costosas parrandas. Pero lamentablemente, los Obama se consideran la encarnación verdadera de lo que una vez designó Milovan Djilas, como La Nueva Clase, de ahí que no sólo revienten esas rumbas en la Casa Blanca, sino que se permiten el lujo de una multimillonaria salida nocturna en Nueva York, o una salida de compras de la Primera Dama en Europa, todo ello costeado por los contribuyentes. Mientras, sus Majestades insisten en que nosotros, la plebe, debemos resistir estos tiempos de dificultades económicas en aras del bien común y ellos viven como Luis XVI y Maria Antonieta a costa de nuestros bolsillos.

La última de estas fiestas, la segunda fiesta de los Obama en esa semana, que afortunadamente no fue en la Casa Blanca, se celebró en el Teatro Ford el pasado domingo 6 de junio, el mismo día en que se conmemoraba el 66 aniversario de la Invasión a Normandía donde los Estados Unidos perdieron a 2,499 de sus mejores hijos. En esa fiesta Barack Hussein Obama honraba al extremista de izquierda, antisemita y antiamericano Arzobispo Desmond Tutu. El que a tono con los vientos que soplan en la Casa Blanca de Obama, expresó en sus palabras de agradecimiento lo siguiente: “La Seguridad no es algo que nace del barril de un revolver”. Lo que nos recuerda de inmediato aquella famosa cita de Mao: “El Poder Político nace del barril de un revolver”.

Cabe destacar que esa noche en sus palabras el Gran Timonel no hizo mención a la fecha que se conmemoraba, como tampoco ese día el sitio Web de la Casa Blanca recordó a nuestros héroes caídos en Normandía.

Todo ello forma parte del “Change You Can Believe In”, por el que votaron quienes lo eligieron. Y marca también todo el esplendor de esta era del “Hope and Change”.

Nobama
Nueva York, 8 de junio de 2010

viernes, 4 de junio de 2010

La ONU, la Administración Obama y
la Flotilla de Gaza


Poco a poco van revelándose todas las interioridades acerca de la verdad que se esconde detrás del Show provocador de la flotilla de Gaza. Cada día que pasa y en la medida en que la verdad se va abriendo paso, el olor a podrido como en la Dinamarca del Hamlet de Shakespeare, se hace insoportable. Esta vez le toca el turno a la entelequia con domicilio en el East Side neoyorquino, la decrépita Organización de las Naciones Unidas.

Según hemos podido conocer, el grupo turco Foundation for Human Rights and Freedoms and Humanitarian Relief (IHH), uno de los principales organizadores de la llamada flotilla “humanitaria” destinada a “romper” el bloqueo israelí a Gaza, integra desde 2004 una organización de la ONU a la que es muy difícil obtener ingreso: el Sistema de Organizaciones No Gubernamentales del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas; esta pertenencia le ha proporcionado a la IHH un acceso especial a todo el sistema de la ONU. Esta dependencia de la ONU invita a Organizaciones No Gubernamentales de todo el mundo, según el criterio arbitrario de los países miembros que deciden quién sí y quién no, puede ingresar al exclusivo Club de las ONG.

Como se sabe, y no por la Maquinaria de Propaganda Obamista, ditto, la llamada Gran Prensa Norteamericana, la IHH tiene vínculos con grupos terroristas, entre los que se incluyen Hamas y Al Qaeda. De hecho la IHH aparece mencionada en documentos de una Corte Federal como que desempeñó algún papel en el complot terrorista del Milenio, destinado a colocar una bomba en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Y recientemente, dicha organización turca fue descrita en un informe como una “organización islámica radical de orientación anti-occidental”, la que “al margen de sus actividades filantrópicas legítimas, apoya a redes islámicas radicales que incluyen a Hamas, y al menos en el pasado, hasta a redes de la Jihad global”.

A pesar de estos antecedentes comprobados, el estatus consultivo otorgado por la ONU a la entidad turca, le garantiza el acceso al cuerpo diplomático acreditado ante la organización; le permite hablar en las sesiones de diversos organismos de la ONU, intervenciones que son transmitidas a todo el mundo y traducidas en seis idiomas. Este estatus consultivo también le permite distribuir sus materiales, de la índole que fueren, como documentos oficiales de las Naciones Unidas. Como también sabemos, muchas organizaciones serias de defensa de los derechos humanos, ven frecuentemente bloqueado su ingreso como Organización No Gubernamental, mientras que otras provenientes o alineadas con estados conocidos por sus violaciones a los derechos humanos, como por ejemplo, Cuba, ven su ingreso facilitado sin prácticamente objeción alguna.

Como también sabemos, los Estados Unidos se niegan a incluir a la IHH como organización que apoya al terrorismo internacional, a pesar de sus reconocidos vínculos mencionados anteriormente y que recientemente uno de sus integrantes más destacados, Oguzan Ulas, declarara que la organización apoya a Hamas y que está en contra de que los Estados Unidos la haya designado como organización terrorista

Recientemente, un periodista preguntó a la portavoz de la Oficina del Subsecretario General de la ONU para el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, si esta organización tomaría algún tipo de medida contra la IHH debido a su violación de las leyes internacionales al tratar de violentar un bloqueo legítimo de una nación contra un territorio hostil, a lo que dicha portavoz se limitó a responder que la IHH cuenta con estatus consultivo dentro del Sistema de Organizaciones No Gubernamentales de la ONU. El mismo con el que cuentan organizaciones con probados vínculos terroristas como la saudita International Islamic Relief Organization (IIRO), la que a pesar de contar con dos de sus ramas en las Filipinas e Indonesia, que están incluidas en las listas de los Estados Unidos y la misma ONU por ayudar a Al Qaeda, todavía disfruta de su calidad de miembro pleno del Sistema de ONG de la ONU y a pesar de que muchas personalidades y organismos de diferentes países, incluido el Congreso de los EE.UU., han pedido su expulsión, la ONU ni siquiera se ha dignado a dar una respuesta a dichas solicitudes.

Y la administración Obama, por boca de su Secretaria de Estado, lejos de exigir a la ONU la expulsión de este tipo de organizaciones de su sistema, lo que hace es exigirle a Israel una “rápida, imparcial y transparente” investigación que cumpla con los estándares internacionales y exponer los hechos sucedidos lo más rápido posible. Parecería que la administración Obama, lejos de atender a las evidencias cada vez más claras de la conspiración contra Israel, y dicho sea de paso, contra los verdaderos intereses de la seguridad norteamericana, concebida y dirigida desde Ankara, se suma a la maniobra.

Tampoco la administración del Gran Timonel, ni su flamante Secretaria de Estado, parecen tener objeciones acerca de la calidad democrática de algunos de los países que deciden qué organizaciones reúnen los requisitos para integrar el Sistema de ONG de las Naciones Unidas, entre ellos “perlas democráticas” como Angola, China, Cuba, Egipto, Pakistán, Qatar, Rusia y Sudan, todos ellos “respetadísimos” integrantes de la Comunidad Internacional y famosos por su “respeto” a los Derechos Humanos.

Nobama
Nueva York, 4 de junio de 2010

Nota: Si algún lector está interesado puede visitar el sitio Web de la IHH, haciendo clic aquí.

martes, 1 de junio de 2010

La flotilla de los Jihadi turcos y de
la Banda de los Tres

Como ya sabemos la flotilla detenida por los israelíes ayer tratando de romper el bloqueo a Gaza y a la que sus promotores y ocupantes cínicamente llamaron de la paz, jamás fue concebida de otra forma que como un arma de ataque de los terroristas islámicos, para infligir un grave daño a Israel y de paso a los intereses norteamericanos en el Medio Oriente.

De haber tocado tierra, la flotilla de los Jihadi turcos y de la “Banda de los Tres” habría significado de hecho el fin del bloqueo de armas hacia Gaza, implantado por los israelíes, después de que los terroristas de Hamas tomaran el poder en la franja hace 5 años. Para cualquier observador imparcial, debía quedar claro que Israel no podía permitir que esto sucediera, ya que habría significado un incontrolable aumento en los ataques con cohetes y morteros, y además de las incursiones y ataques terroristas contra el estado judío. A ninguna nación del mundo, excepto a Israel, claro está, la llamada Comunidad Internacional, incluidos los Estados Unidos bajo la presidencia del Tartufo, agrupada en la entelequia de la ONU, le exige que acepte con los brazos cruzados esos asaltos contra su integridad territorial y su seguridad nacional. Esta maniobra muy bien planeada tuvo siempre como objetivo final colocar a Israel en una posición en la que resultara fácil a todos conseguir una condena en la entelequia internacional con sede en esta ciudad de Nueva York y ejercer una mayor presión sobre Jerusalén para que levante al bloqueo a Gaza. Israel, como sabemos, no puede permitirse ese lujo y no tuvo otra opción que interceptar el convoy y uno sólo tiene que ver los vídeos existentes sobre el incidente para darse cuenta por qué estalló la violencia. Ese era el propósito de esta pieza teatral con fondo de tragedia muy bien montada y asesorada, por extremistas islámicos turcos, palestinos y, Oh, sorpresa, norteamericanos.

Cabe recordar aquí que en noviembre de 2008, después de innumerables ataques con cohetes y morteros de los terroristas islámicos sobre su territorio, el gobierno israelí impuso el bloqueo y los ataques casi cesaron debido a que los suministradores principales de armas a Hamas, Siria e Irán, se vieron eficazmente bloqueados. Además, habría que decir también que es una falacia que exista crisis humanitaria alguna en Gaza, ya que la entrada de alimentos, medicinas y otros artículos esenciales es permitida a través de Egipto. De ahí que haya que concluir que si de acceso a suministros humanitarios se trata, jamás ha existido un bloqueo en Gaza. Ahora, claro está, la Gran Prensa norteamericana e Internacional y la mayoría de los Gobiernos Europeos y lamentablemente la Casa Blanca, no hacen mención a esta realidad para así poder condenar a Israel.

En este punto cabría hacerse una pregunta clave: ¿Qué ha permitido que se organice esta clara provocación antiisraelí a gran escala?

Para nosotros en Nobama la respuesta está bastante clara, sólo la inquietante ambivalencia de la administración de Barack Hussein Obama, en cuanto a sus responsabilidades en el Medio Oriente y su hostilidad cada vez más descarada hacia Israel, impulsaron a Turquía, ahora dominada por un gobierno islamista, que ha enterrado el legado de Kemal Ataturk, a liderar esta maniobra destinada a debilitar a Israel. Pero no sólo los turcos están detrás, a ellos se unen algunos de los activistas izquierdistas del círculo de amigos del Gran Timonel, que con su vasta experiencia en el tema, ayudaron a organizar esta flotilla de protesta antisraelí y la que ya sabemos está en camino con el mismo propósito. Hay quienes de buena fe afirman que el Gobierno israelí cayó en la trampa y se dejó provocar, cuando la realidad es que no les queda otra opción que hacer lo que hicieron y repetirlo cada vez que ello sea necesario. Ya hay cohetes Scud iraníes en el Norte, en Líbano, llegados a través de Siria, y si se levanta el bloqueo de armas en Gaza también los tendrían apuntando desde el Sur. El cerco sobre Israel cada vez se cierra más y ahora se sabe que los Mullahs, ya tienen combustible para fabricar dos cabezas nucleares.

Estas flotillas son organizadas por el llamado Free Gaza Movement, una coalición de activistas izquierdistas y grupos pro palestinos cuyos esfuerzos están dirigidos a romper el bloqueo de Gaza. Entre estos activistas, están Bill Ayers, Bernardine Dohrn y Jodie Evans, la fundadora de Code Pink, quienes recientemente han liderado varias iniciativas del Free Gaza Movement, incluyendo el intento de marchas sobre Gaza. Casualmente, Dorhn estuvo el mes pasado en el Medio Oriente representando al movimiento. Como sabemos Ayers y Dohrn durante años estuvieron íntimamente asociados con Barack Hussein Obama y Jodie Evans, fue una importante recolectora de fondos para la campaña presidencial del Gran Timonel.

El pasado mes de enero, este trío Obamista, se vio involucrado en un intento de provocar el caos en las calles de Egipto, en un intento por entrar en Gaza con el Free Gaza Movement, en solidaridad con el liderazgo de Hamas y supuestamente con la “hambreada” y “sufrida” población de la franja. Esta “Banda de los Tres” ayudó a organizar los disturbios que siguieron a la negativa del gobierno egipcio a permitir la entrada de los manifestantes en el territorio de Gaza. Aunque después de negociaciones con los extremistas, El Cairo permitió la entrada de unos 100 manifestantes en Gaza, donde se entrevistaron con el líder terrorista de Hamas Ismail Haniyeh.

Curiosamente, y en sospechosa sincronía con esta marcha, el Senador Demócrata John Kerry, escribió una carta en apoyo a una llamada “delegación humanitaria de Massachusetts” a Gaza. Miembros del grupo de la “Banda de los Tres” informaron en sus blogs, cómo la carta del Senador Kerry fue utilizada por la Embajada de los Estados Unidos en Egipto para presionar al Cairo a que permitiera la entrada del grupo en Gaza.

No olvidemos que Bill Ayers, terrorista criminal que no se arrepiente de ello, el cabecilla de la “Banda de los Tres”, fue quien apareció una vez pisoteando una bandera norteamericana en una foto publicada en Nobama y quien dijo hablando de los Estados Unidos: “Qué país. Me hace querer vomitar de asco”.

Estos personajes son, junto a Turquía, los organizadores del show en progreso en el Mar Mediterráneo frente a las costas de la franja de Gaza o Hamasland, los terroristas que quieren arrojar al mar a todos los judíos.

Pero claro, esto nunca lo encontrarán en la Gran Prensa Norteamericana, el aparato de propaganda del Régimen Obamista.

Nobama
Nueva York, 1ro de junio de 2010

lunes, 24 de mayo de 2010

Barack Hussein Obama anuncia el
Novus Ordu Mundi



El sábado pasado, Barack Hussein Obama, pronunció el discurso de graduación de la Academia Militar del Ejército norteamericano en West Point. En su discurso, el Gran Timonel comenzó a desvelar una parte importante de su cacareado y poco definido concepto de Cambio. Esta vez, anunció que buscaría un nuevo “Orden Internacional”. En su exposición se pudo apreciar cuanto desprecio siente por la soberanía nacional del país y por el excepcionalismo americano y que está dispuesto a llegar muy lejos con tal de lograr una mayor cooperación mundial.

Este discurso del Gran Timonel parece complementar lo expresado por el Vicepresidente Biden en Bruselas el pasado 6 de mayo al hablar ante el Parlamento Europeo, cuando cedió a Bruselas el rol que hasta el presernte había jugado Washington DC, como centro mundial de la libertad: “Como probablemente ustedes sepan, algunos políticos y periodistas norteamericanos se refieren a Washington DC como la ‘capital del mundo libre’ (...) Pero a mí me parece que en esta gran ciudad, que cuenta con 1,000 años de historia y que sirve como capital de Bélgica, el hogar de la Unión Europea, y del cuartel general de la OTAN, esta ciudad tiene el legítimo derecho de reclamar ese título”.

En Nobama, hemos sido acusados de propalar teorías conspirativas alrededor de los planes del Régimen Obamista de destruir nuestra nación tal y como nos la legaron los Fundadores y sustituir esos valores democráticos y de libertad, que nos han hecho excepcionales a través de la historia, por un orden dictatorial de gobierno totalitario. Pero hoy, más bien el sábado pasado con este discurso, ha sido, paradójicamente, el mismo Barack Hussein Obama el encargado de revindicarnos.

Esta idea del Novus Ordu Mundi no es una idea nueva, ni original del Gran Timonel, es una idea tan vieja como el Leninismo, el Fascismo y el Nazismo, ideologías todas que tienen su base filosófica principal en el llamado Socialismo Fabiano. Ya en su libro, The Audacity of Hope, Obama argumentaba al respecto: “Cuando la única súper potencia mundial restringe voluntariamente su poderío y se manifiesta de acuerdo en conducirse según normas de conducta acordadas internacionalmente, está enviando un mensaje de que estas son normas dignas de seguir”. Para nosotros este abandono del excepcionalismo norteamericano y la voluntad de ceder parte o toda nuestra soberanía a un “Gobierno Mundial” por parte de Obama, quedó más que claro cuando nombró a Susan Rice, una de sus ayudantes más cercanas política e ideológicamente, como embajadora ante la ONU y le otorgó el rango de integrante de su gabinete de gobierno.

El sueño trasnochado de establecer un Nuevo Orden Internacional, como le llama el impostor que ocupa la Casa Blanca, es una idea acariciada desde hace mucho tiempo por la elite de la izquierda caviar norteamericana y mundial. Aquí tuvo su primer intento cuando la Comisión Trilateral fundada hace 26 años y presidida entonces por el banquero David Rockefeller, aprovechó la coyuntura de la crisis política y económica existente entonces, para llevar a la Presidencia a un desconocido cultivador de maní del Estado de Georgia, Jimmy Carter, quien a pesar de contar con capaces asesores colocados junto a él por Rockefeller, como Zbignew Brzezinski, su Asesor de Seguridad Nacional y Política Exterior, y gracias a su mediocridad rampante, la suya terminó siendo una de las Presidencias más desastrosas de la historia norteamericana. Así, con la llegada a la Presidencia de Ronald Reagan, el Trilateralismo tuvo que agazaparse y esperar por tiempos mejores.

Este revelador discurso del Sábado en West Point, se muestra como lo que serían los prolegómenos para el establecimiento de lo que será su primera estrategia formal de seguridad nacional, que se espera Obama anuncie la próxima semana, la que estará basada en el concepto de que los Estados Unidos, como país, son sólo uno más entre todos, y que ya no seremos una súper potencia que liderará al mundo libre, concepto que en estos tiempos en que Corea del Norte impunemente hunde buques de nuestro aliado del Sur y que Irán tendrá el arma nuclear en breve, resulta uno tan peligroso, como la misma tendencia que establece.

“A nuestros adversarios les gustaría ver como los Estados Unidos debilitan su fuerza al ampliar demasiado nuestro poderío. (...) Por eso necesitamos dar forma a un orden internacional que pueda afrontar los desafíos de nuestra generación”. Este enunciado unido a su concepto de que la función de nuestras fuerzas armadas necesitan “complementarse” con un mayor compromiso diplomático “desde las grandes capitales hasta los más peligrosos puestos de avanzada”, combinado todo con más asistencia humanitaria a las naciones necesitadas (no importa que seamos el país del mundo que más asistencia humanitaria presta y que pagamos con nuestros impuestos), y la actividad “policíaca que puede fortalecer los sistemas judiciales en el extranjero y protegernos aquí. (...) El Orden Internacional que propugnamos, es uno que pueda resolver los retos de nuestro tiempo, enfrentando al extremismo violento y la insurgencia; detener la proliferación de armas nucleares y asegurando los materiales nucleares; combatir el cambio climático y sostener el crecimiento global; ayudando a los países a alimentarse por sí mismos y cuidar de sus enfermos; prevenir los conflictos y sanar sus heridas”, dijo el Gran Timonel a los oficiales que se graduaban.

Con este discurso y en medio de la Guerra contra el Terrorismo Islámico que por pura casualidad no ha cobrado nuevas víctimas en nuestro territorio, Barack Hussein Obama, completa el giro de 180 grados para alejarse por completo de la “Doctrina Bush”, que nos mantuvo seguros y sin sufrir un ataque en nuestro territorio después del 11 de septiembre de 2001. Alejamiento que tuvo su inicio “oficial” en su lamentable y desvergonzado discurso en El Cairo el verano pasado.

Al separarse totalmente de la “Doctrina Bush” en estos tiempos tan peligrosos, Obama, como ya vimos en sus lineamientos previos sobre seguridad nacional, renuncia al uso del unilateralismo en la defensa nacional y por consiguiente a la extraordinaria arma disuasiva que representa la posibilidad del ataque preventivo a cualquier enemigo y que probó su eficacia con la rendición incondicional de su programa de armas nucleares por parte de Kaddafi, el terrorista de Trípoli.

En Nobama, sabemos qué tipo de Novus Ordu Mundi, pretende imponernos Barack Hussein Obama; él mismo se ha encargado, poco a poco de irlo revelando. No confundirse. Él no pretende combatir lo que la izquierda mundial llama la “arrogancia del Imperio”. No, su verdadero propósito es convertirse en el Gran Timonel de ese Gobierno Mundial a través de sus planes de crear, un acuerdo mundial obligatorio sobre el Cambio Climático negociado bajo los auspicios de la ONU y la creación de una poderosa fuerza militar “Internacional” controlada por la entelequia con sede en esta masoquista ciudad de Nueva York. Esta utopía Obamista sería una entidad con las características de un Estado Mundial, con su cuerpo de leyes que en unos casos sustituirían y que en todos prevalecerían sobre las Constituciones Nacionales existentes.

Estén todos atentos. La maquinaria de dominación totalitaria del Régimen ya echó a andar y es una carrera contra el tiempo. Hasta ahora, Obama lleva la ventaja, de ahí que resulte tan importante que triunfe en noviembre próximo la Rebelión de las Urnas.

Nobama
Nueva York, 24 de mayo de 2010