jueves, 12 de noviembre de 2009

La lección de Irak: la diferencia entre un Presidente y un politicastro de Chicago o los titubeos políticos de Obama

Barack Hussein Obama acaba de rechazar todas las propuestas estratégicas para encaminar la crítica situación en Afganistán y ahora, después de haber pasado más de 4 meses de la solicitud de 40 mil efectivos hecha por el comandante de las tropas norteamericanas y de la OTAN, dice que quiere una revisión detallada para clarificar cuándo y cómo las tropas norteamericanas entregarán la responsabilidad de su seguridad al Gobierno afgano.

Curiosamente, esa nueva posición titubeante de Obama surge en medio de la filtrada oposición del embajador en Afganistán sobre el refuerzo de tropas, porque existen muchas dudas acerca del liderazgo del Presidente Karzai y de la fuerte oposición del vicepresidente Biden al aumento de tropas solicitado por el General McChrystal y apoyada por el también General Petraeus, quienes afirman que sin ese refuerzo de tropas durante el año próximo, tal y como Petraeus dijo en su momento en Irak, probablemente tengamos que enfrentar la derrota con todas las consecuencias para nuestra Seguridad Nacional y el peligro que implica para la compleja situación existente en Pakistán, cuya seguridad ante el embate del Taliban y de al Qaeda está condicionada a que se controle la situación en Afganistán y que es el mayor peligro que implica una “derrota” norteamericana: un Pakistán nuclear en manos de los extremistas islámicos.

Hace unas semanas, nuestra querida amiga Isis Wirth publicaba en su blog un excelente artículo que tituló: Obama el más poderoso escritor desde Julio César, en su artículo Isis señaló, entre otras cosas, lo siguiente: “148 soldados norteamericanos han muerto desde que Hussein O., busca decidirse sobre la cantidad de tropas que enviaría a Afganistán, desde el pasado 1 de agosto en que el general McChrystal le sometió su informe. Dice que se pronunciará a finales de noviembre. ¡Cuatro meses! El gran Commander in Chief alude a la obtención de un ‘compromiso’ entre militares y políticos, en su gobierno. Los militares, están todos de acuerdo, el general Petraeus apoya a McChrystal, asi como el secretario de defensa, Robert Gates. ¿Quiénes son los ‘civiles’? ¿Joe Biden y Rahm Emanuel? ¿Desde cuándo una guerra se gana con un ‘compromiso’? ¿Desde cuándo los ‘civiles’ cuentan para determinar una estrategia?”

Esas preguntas que entonces se hacía Isis son clave hoy para entender el titubeo de Obama ante la decisión que tiene ante sí. La disyuntiva es clara: ¿Quién predominará en su decisión? ¿El Comandante en Jefe electo como Presidente de un país en guerra por la mayoría del pueblo norteamericano o el Politicastro de Chicago más interesado en su reelección para un segundo término que la Seguridad Nacional y la vida de nuestros soldados?

Ser o no ser, esa es la cuestión o Barack Hussein Obama en su laberinto, así titulabamos la introducción a un artículo de Chuck Krauthammer el pasado mes de octubre, en el que decíamos que “este Hamlet moderno se debate ante una disyuntiva que exige decisiones precisas y que no admite juegos de palabras. Si responde como un verdadero Comandante en Jefe, perderá el apoyo de su base doméstica, la extrema izquierda, y tendrá que gobernar desde el Centro y olvidarse de su agenda socialista (recordar a Clinton), si por el contrario decide lanzar los dados y apostar a la posibilidad de ganar con lo que proponen los que ya se equivocaron en Irak, o trata de convencer al Talibán y quizás hasta al Qaeda que deben buscar una salida negociada. El peligro para nuestra Seguridad Nacional será de proporciones catastróficas”.

También nos preguntábamos entonces ¿qué hacían Emanuel, Axelrod y Gibs, facilitadores políticos en las reuniones del Consejo de Seguridad del Presidente? Para respondernos esa pregunta habría que regresar al Irak previo al refuerzo (surge) de tropas solicitado por Petraeus y ordenado por el Presidente Bush y que nos condujo a la victoria. Pesimistas como Joe Biden, quien proponía dividir el país en tres, y Harry Reid y John Kerry decían que la guerra estaba perdida y que había que salir huyendo de Irak.

Ahora los mismos sospechosos de siempre, politicastros calculadores como Biden y Kerry, hoy, como entonces, vuelven a estar equivocados. El vicepresidente urge al Presidente a una retirada de Afganistán, lo que significaría, como decíamos, el desastre total y Obama parece estar siguiendo al pie de la letra la recomendación de Kerry acerca del gobierno de Karzai y trata de ganar tiempo mirando a las encuestas y no a lo que le conviene al país. Se comporta más como politicastro que como presidente, angustiado por la advertencia de Emanuel de que si va en búsqueda de la victoria, se convertirá en otro LBJ (Lyndon Johnson), y que Afganistán puede convertirse en el Viet-Nam de su presidencia... ¿y mientras? El tiempo pasa y con cada día el peligro aumenta y la seguridad de nuestros soldados en el frente de batalla es cada vez más precaria.

Es cierto que Irak y Afganistán son diferentes en muchos sentidos, pero el principio básico detrás de la estrategia que funcionó en Irak tiene todas las de ganar en Afganistán y merece ser aplicada. Lo que resulta inaceptable y altamente peligroso es la inacción, la paralización y la indecisión del Comandante en Jefe.

La principal lección que debemos aprender de Irak es que la seguridad viene primero y después el avance en la estructura política. La victoria en Irak nos enseña que el Presidente tiene ante sí una decisión políticamente impopular y costosa, igual que lo fue para Bush. Si quiere la victoria en Afganistán, tiene que estar dispuesto a un compromiso militar costoso y sostenido, o puede decidirse por la derrota y mostrarle al pueblo norteamericano su diploma y medalla de Premio Nobel de la Paz, que sería lo apropiado para el político de Chicago, pero no para el Comandante en Jefe de la nación todavía más poderosa del mundo.

Nobama
Nueva York, 12 de noviembre de 2009

7 comentarios:

Melek dijo...

Estimado Nobama,

Muy acertado su evaluacion sobre la situacion en Afganistan y el comportamiento de Obama. Excelente!

Obama, el candidato durante las elecciones no se canso de criticar al Presidente Bush sobre la guerra "erronea" en Irak y apunto a la guerra de Afganistan como la guerra justificada. En aquel momento, Obama habia dado por perdida la guerra en Irak.

Desde el cambio de presidencia, vemos que la situacion en Irak se ha estabilizado, mientras que en Afganistan las cosas van de mal en peor. Algo que se podria evitar con tan solo una decicion de Obama. Algo que pudiese hacer, pero aparenta no querer hacer! Quizas no tenga la minima pista de lo que debe hacer y por lo tanto se atiene a las excusas para justificar la demora de actuar. Lo de que el gobierno de Karzai es corrupto y la muy "oportuna" opinion en contra de mandar mas tropas del embajador Eikenberry son muestras quizas de que dentro del equipo Obama existen discordias y las relaciones publicas de la Casa Bancla intentan aplacarlas.

No debemos olvidar que en Marzo, Obama declaro: "Today I’m announcing a comprehensive new strategy for Afghanistan and Pakistan ... This marks the conclusion of a careful policy review." Entonces, que paso? Sera cosa de prioridades en su agenda?

Obama es tremendo aguagero ... hace el aguage de que pretende hacer algo, pero de ahi no pasa! Esto explica la ausencia de logros ... por supuesto aparte del premio Nobel, sus Grammy y Emmy!

Saludos :) Melek

"Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad." ~ Ayn Rand

Cero Circunloquios blog de Ley y Niurki dijo...

Excelente articulo. Gracias

Niurki

Cubanita dijo...

Genial, como siempre, Nobama.
Hola Melek!
;-)

Esperanza E. Serrano dijo...

Excelente post!! Gracias Nobama por estos analisis que publicas sobre el presidente del cambio. Si, del cambio porque indiscutiblemente HUssein Obama está cambiando la imagen de Estados Unidos ante el mundo.
Con sus indecisiones y sus meteduras de pata nos va a llevar a una situación mucho más dificil de la que ya tenemos.
Un abrazo
Esperanza

Nobama dijo...

Gracias a todos por opinar. Queridos amigos, estamos verdaderamente en una situación coyuntural de extrema gravedad. Nunca antes el peligro había sido tal. Antes el enemigo estaba claramente definido y era externo. Ahora está adentro y en la primera posición. Hay que denunciarlo y luchar en el Congreso por derrotarlo. Primero en el ObamaCare y la Ley Cap & Trade, después en las elecciones de 2010 y finalmente sacarlo de la Casa Blanca en el 2012.
Dios nos ayude,
Nobama

Melek dijo...

Hola Cubanita!:)

Cada dia que pasa son mas los que se enteran de NOBAMA! Una fuente de informacion y opinion superior en el Internet. Sobre todo para aquellos como nosotros que no padecemos de Obamania, no tomamos el "kool-aid", ni nos tragamos el paquete!!! LOL :)

Saludos :) Melek


"La única verdad es la realidad." ~ Aristoteles

Isis dijo...

Un muy acucioso análisis, muy completo.
Y gracias, además.
Saludos,