viernes, 13 de noviembre de 2009

Una mirada breve al verdadero Barack Hussein Obama



“We bombed Hiroshima, we bombed Nagasaki, and we nuked far more than the thousands in New York and the Pentagon, and we never batted an eye. We have supported state terrorism against the Palestinians and black South Africans, and now we are indignant because the stuff we have done overseas is now brought right back to our own front yards. America's chickens are coming home to roost”.
Rev. Jeremiah Wright
Sept. 16, 2001.
Defender la decisión tomada por el Presidente Truman de usar el arma nuclear en Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial no es algo que resulte cómodo si usted está en Japón. Pero si usted es el Presidente de los Estados Unidos, usted está en la obligación de hacerlo. De la forma más diplomática posible y lamentando las víctimas civiles del caso. Pero está obligado a hacerlo. Hoy, como en casi todas sus obligaciones como Presidente y Comandante en Jefe, Barack Hussein Obama no cumplió con ese deber fundamental.

Esta mañana un reportero japonés en presencia del Primer Ministro de Japón le hizo la siguiente pregunta directa a Obama:

“¿Cuál es el significado histórico para usted del bombardeo atómico a Hiroshima y Nagasaki? ¿Piensa usted que fue la decisión correcta?

Obama desconcertado respiró profundo sin saber qué hacer y por fin... esquivó una respuesta directa a una pregunta directa.

La respuesta de Obama fue una resbalosa y vergonzosa, indigna de un Presidente de los Estados Unidos y, como ya nos tiene acostumbrados, prácticamente se disculpó ante el Primer Ministro japonés, al decir, casi de pasada que Japón “tiene una visión única en relación con las armas nucleares como consecuencia de Hiroshima y Nagasaki y estoy seguro que ello ayuda a motivar el profundo interés del Primer Ministro en este asunto”, qué vergüenza, hacer política proselitista con el honor de la nación que preside. Pero el periodista, como el tábano, no quería soltar su presa y lo intentó de nuevo: “¿Cree usted que el lanzamiento de las bombas nucleares sobre...?” En este punto, Obama groseramente lo cortó y decidió huir hacia adelante y responder una pregunta sin relación alguna acerca de la situación en Corea del Norte.

Esta bochornosa actuación de Barack Hussein Obama nos indica dos cosas muy importantes:

1. A Obama le falta todo lo que le sobraba a Truman para ser Presidente, entre ello los cojones.
2. Y que aprendió muy bien la lección de su mentor el Reverendo Wright.

Por eso decidió que el criminal de Fort Hood no es un terrorista y que los criminales de guerra del 11 de septiembre tampoco lo son, sino delincuentes comunes que deben ser juzgados en cortes civiles. Pero este es otro tema del que nos ocuparemos en breve.

De momento recuerden lo que en sus sermones decía el Reverendo Wright y compárenlo con las actuaciones de Obama.

Nobama
Nueva York, 13 de noviembre de 2009



9 comentarios:

Lazaro Gonzalez dijo...

Ademas de todo lo explicado y visto este tipo es tarupido, mitad tarado y mitad estupido.

Melek dijo...

Lazaro,

LOL ... "tarupido" ;)

Me temo que nada en relacion con Obama es el resultado de coincidencia o casualidad ... todo lo hecho, dicho, dejado de decir y omitido es con intencion y en harmonia con su ideologia, prejuicios y vision.

Gracias Nobama por exponer un vez mas al Obama que muchos vimos antes de las elecciones, pero a pesar de nuestras advertencias, muchos optaron por ignorar y hoy vivimos las consecuencias de su eleccion! Un despretigio!!! :(

Saludos :) Melek

====
Se había enamorado una gata de un hermoso joven, y rogó a Afrodita que la hiciera mujer. La diosa, compadecida de su deseo, la transformó en una bella doncella, y entonces el joven, prendado de ella, la invitó a su casa.

Estando ambos descansando en la alcoba nupcial, quiso saber Afrodita si al cambiar de ser a la gata había mudado también de carácter, por lo que soltó un ratón en el centro de la alcoba.

Olvidándose la gata de su condición presente, se levantó del lecho y persiguió al ratón para comérselo. Entonces la diosa, indignada, la volvió a su original estado. ~ Esopo

Esperanza E. Serrano dijo...

Saáudos amigos,
Un tarupido y además un titere manejado por sus propios consejeros izquierdistas.
Qué vergüenza de presidente!
Esperanza.

Nobama dijo...

Amen!, querida Melekiop. Nada es casual aquí. Lo que pasa es que a veces le sale aquello de que compró cabeza y después le cogió miedo a los ojos y cuando lo sacan del guión o se le rompe el teleprompter, suda tinta.
Gracias queridos amigos por sus opiniones y por el estímulo que representan.
Saludos,
Nobama

Güicho dijo...

Es lo que da poner en la Casa Blanca a un negrito acomplejado, indoctrinado, de seso limitado y entrado en plata besando culos de izquierda.

No será elegante decirlo, pero no es más que eso.

Isis dijo...

Un excelente alumno del reverendo.
Muy bueno este post, querido Nobama.
Saludos,

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Güicho, tienes mucha razón, sólo que está muy bien adoptrinado, que la doctrina que recibió; como se demuestra en este excelente artículo de Nobama, sea muy mala, es otra cosa.
Yo soy un de los que se comió tremendo cable con este tipo, pero paga mi error atacándolo. Realmente en esa entrvista parecía un anormal, coincido con Lázaro González.
Gracias Nobama.

palacio dijo...

Gracias a alguien me encuentro con este blog antiobamico,pero los que vivimos aqui o hemos leido algo de la historia de como esta nacion esta fundada debemos dar gracias,de como aquellos patricios dejaron escrito que cosas como esta sucederian en un futuro,la manera que aquellos hombres diseñaron la manera de dividir el poder es lo que hace grande a esta gran nacion....y el proximo año le daremos una patada a todos estos izquierdistas que solo su interes es la agenda oficial que han estado trabajando por mas de 50 años esto que vivimos hoy hace años que se viene cocinando...saludos.....

Sharpshooter dijo...

Nobama,
y cuando pedira perdon Japon por las casi 2,500 victimas de Pearl Harbor, un ataque artero y cuando USA no estaba en estado de guerra con ellos?
Si ellos empezaron la guerra se tienen que atener a las consecuencias de sus acciones que se deriven de ello. Nadie queria la guerra pero ellos la empezaron. Es lamentable que tantos civiles tuvieron que morir pero asi son las guerras.
Y quien pidio perdon por los cientos de miles de chinos, hombres mujeres y niños que fueron ejecutados salvajemente por la soldadesca japonesa en Nanking?