viernes, 29 de mayo de 2009

La Justicia en la era Obama – Un ejemplo aleccionador

Tres hombres fueron acusados de tratar de amedrentar a los votantes y bloquear la entrada a un centro de votación y a los trabajadores de campaña bajo la amenaza del uso de la fuerza. Uno de ellos blandía lo que los fiscales calificaron de arma mortal.



Los cargos presentados por el Departamento de Justicia de la administración Bush contra tres integrantes del New Black Panther Party for Self-Defense, fueron retirados por el Departamento de Justicia de Obama, según informó la cadena Fox News.

Los cargos se deben a un incidente sucedido en un centro de votación de Filadelfia el día de las elecciones de noviembre de 2008, cuando tres integrantes de dicho partido racista fueron acusados de tratar de amedrentar a los votantes y bloquear la entrada a un centro de votación y a los trabajadores de campaña bajo la amenaza del uso de la fuerza. Uno de ellos blandía lo que los fiscales calificaron de arma mortal.

Los tres panteras negras, Ministro King Samir Shabazz, Malik Zulu Shabazz y Jerry Jackson fueron acusados de violar la ley de los derechos del votante utilizando la coacción, amenazas e intimidación en una demanda civil en los días finales de la administración Bush. Según las alegaciones, Shabazz blandía una porra o bastón con la que, según los fiscales, apuntaba a los votantes dando golpes amenazadores sobre el instrumento. Los fiscales también dicen que él “apoya la violencia racial contra los no negros y los judíos”.

La demanda expresa que los sujetos gritaban ofensas raciales tanto a negros como a blancos. Un vigilante del centro de votación que proporcionó una declaración jurada a los fiscales del caso, señaló que Bartle Bull, que trabajó como abogado de derechos civiles en el Sur en los años 60 y fue el manager de la campaña de Robert Kennedy, dijo que fue la más descarada forma de intimidación al votante que había visto en su vida.

En su declaración jurada, Bull escribió “Observé a los dos hombres uniformados cuando confrontaban a los votantes e intentaban intimidarlos. Ellos se situaron en un sitio que obligaba a los votantes a pasar muy cerca de ellos. Mostraban el arma abiertamente y la blandían a la vista de los votantes”. También expresó que ellos trataron de “interferir con el trabajo de los observadores del centro de votación, quienes los hombres uniformados, aparentemente pensaban que no compartían sus preferencias políticas”, también señaló que uno de los panteras negras se viró hacia los observadores blancos y dijo: “muy pronto ustedes serán gobernados por un hombre negro, crackers (lo opuesto a nigger, un insulto racista contra los blancos)”.

Un portavoz del Departamento de Justicia dijo a FOX News que “el Departamento de Justicia tuvo éxito en obtener un mandato judicial que prohibe a los acusados que blandían un arma en el exterior de un centro de votación en Filadelfia, el volverlo a hacer. Las acusaciones fueron retiradas contra los otros acusados basándose en un cuidadoso estudio de los hechos y de la ley. El departamento está comprometido a procesar rigurosamente a aquellos que intimiden, amenacen o coaccione a cualquiera que esté ejerciendo su sagrado derecho al voto”.

Pues claro que sí, el Departamento de Justicia del Secretario Eric Holder, quien recomendó el perdón de los terroristas asesinos puertorriqueños y piensa que la mayoría de los blancos norteamericanos son racistas, procesará con todo rigor a todos aquellos que realicen cualquier acción que amenace el “sagrado derecho al voto” de cualquier ciudadano, lo único que le faltó agregar es: siempre, claro está, que el acusado no sea negro o un activista de ACORN.

O imagínense lo que habría sucedido si tres integrantes del Ku Klux Klan se hubieran colocado frente a un centro de votación vistiendo uniformes militares y con actitud amenazadora y hubieran gritado insultos raciales a los votantes negros que trataran de entrar a ejercer su derecho. De seguro habría ocupado un lugar destacado en la primera plana de la Gran Prensa y de los Canales de TV y, por supuesto, el Departamento de Justicia de Obama habría llevado el caso hasta el Tribunal Supremo de ser necesario. Así están las cosas en el “frente de la justicia” en el que se propone a un futuro magistrado del más alto tribunal por su “empatía”, sexo y origen étnico y no por su filosofía jurídica al interpretar la Constitución.

Nobama
Nueva York, 29 de mayo de 2009

2 comentarios:

Cero Circunloquios dijo...

No me sorprende nada, nada...... y todavia hay quien duda y sigue en el embrujo
Niurki

Nobama dijo...

Estimada Niurki:
Gracias por opinar. Cuánta razón llevas: "Todavía hay quien duda y sigue en el embrujo", quizás esa sea una de las razones por la que la dictadura reina en Cuba desde hace 50 años.
Saludos,
Nobama