martes, 2 de septiembre de 2008

Y Obama subió a los cielos

Por si el “racista quien no le vote” de los asistentes e invitados a la reunión no bastase para insultar la inteligencia de los telespectadores, Obama nos ofreció un peligroso programa colectivista disfrazado de caridad (de aquellos polvos compasivos de George Bush, estos lodos) y responsabilidad social. Amarga decepción.

Pasar la noche frente al televisor viendo discursos políticos no es precisamente un placer, aunque, tratándose de la convención del partido demócrata, la experiencia fue bastante gratificante. Sin duda lo mejor de la velada fue la magnífica actuación de Sheryl Crow, absolutamente radiante. Las canciones elegidas recordaban algunos de los eslóganes usados por la campaña de Obama, aunque la ambigüedad de las letras dejaba al espectador plena libertad de interpretación. Crow sabe lo que es una audiencia global, y no parece dispuesta a que sus ideas políticas le hagan perder ventas. “Lo que estoy oyendo del senador Obama se parece mucho a lo que oímos de Robert Kennedy” —una figura respetada por muchos republicanos (Bill O'Reilly, la incandescente estrella de Fox News, lo considera uno de los mejores políticos americanos del siglo XX)—, fue casi todo lo que dijo entre canción y canción.

Con este artículo publicado en Libertad Digital, Nobama reanuda sus debates en relación con el candidato Obama.

1 comentario:

Heriberto Hernández dijo...

Amigos, si se pudo doblegar a la dictadura, exijamos nuestro derecho de ayudar nuestros familiares y amigos en democracia.

http://laprimerapalabraque.blogspot.com/2008/09/el-pueblo-cubano-necesita-ayuda.html

No se trata del levantamiento del embargo u otros temas políticos en los que podemos discrepar, se trata del hambre y la desesperación de nuestros familiares y amigos, desamparados por un gobierno irresponsable que no privilegia el bienestar de su pueblo. Unámonos, demostremos una vez más la fuerza de nuestra opinión.