viernes, 19 de marzo de 2010

El Arte de Negociar en el Reino Rojo de Obama, Pelosi y Reid


“Primero el voto y luego la Ley”, gritó la Reina.
La Reina Roja en Un Congreso en el País de las Maravillas.
Existen grandes expectativas sobre el tentativo voto sobre el ObamaCare programado para el próximo domingo y como sabemos Barack Hussein Obama y su Majestad, la Reina Roja, Nancy Pelosi, no cuentan con los votos necesarios para aprobar la abominación y cuando parece que ya están llegando a la ansiada meta, al número mágico que les permitiría crucificarnos; sucede como en Alice in Wonderland, salta una liebre loca y cambia de bando.

De ahí que lo que antiguamente se consideró como una delicada danza en el congreso: el Arte de Negociar, se haya convertido hoy gracias a estos lamentables personajes en el Arte de torcer brazos, sobornar, comprar, amenazar, por un lado y por otro, en la práctica de la profesión más antigua del mundo por parte de algunos legisladores, que se colocan sus minifaldas y enseñan el trasero para ver quién da más por sus encantos. Mientras en los salones de la Cámara de Representantes el eco devuelve la voz de la desaforada Reina Roja que grita a voz en cuello: “Primero el voto y luego la ley”, o “Qué le corten la cabeza”, cuando uno de sus “firmes Sí”, de pronto se convierte en un “firme No”.

Pero como las amenazas de decapitación no parecen surtir todo el efecto deseado y la desesperación es tal que hasta el Gran Timonel decidió suspender nuevamente su anunciado viaje por Asia y Australia y dedicarse a la aplicación más ortodoxa de The Chicago Way, la compra de votos a como de lugar, y a la santificación de la perversión de todas las reglas parlamentarias que una vez distinguieron a los legisladores de esta Gran Nación.

Así en medio de esta gran simulación de democracia, de esta bochornosa muestra de corrupción que nos están brindando Obama y sus secuaces en esta parodia de proceso legislativo, no podían faltar los sobornos, los negocios de compraventa de votos y por supuesto las amenazas de declarar parias a aquellos que prefieran cumplir con el juramento que hicieron de defender la Constitución de enemigos foráneos e internos al tomar posesión de sus cargos.

Por eso, en esta Era del Hope and Change, los negocios entran y salen según sea conveniente para alcanzar la cifra mágica que les permita alcanzar el Santo Grial de la extrema izquierda demócrata: el ObamaCare. Esa es la razón por la que ya no resulta conveniente el negocio hecho con Ben Nelson en Nebraska y han decidido eliminar los $100 millones que le otorgaron para fondos de Medicaid, pero como de votos se trata y especialmente en la Cámara de Representantes, de pronto en la legislación aparecen nuevos tratos especiales para los Estados de Tennessee, que recibirá un tratamiento diferenciado al resto de la nación en cuanto a recursos hospitalarios y con ello obtienen el voto del “indeciso” Representante Bart Gordon, que según cuentan fue ataviado con un primoroso y vaporoso, casi transparente, “bajichupa” que dejaba adivinar por fin su voto favorable y Dakota del Norte, que tendrá el único banco de todos los Estados Unidos, que estará autorizado para hacer préstamos estudiantiles, prerrogativa que se abroga de forma exclusiva en el ObamaCare el Gobierno Federal al nacionalizar ese sistema, el Representante Earl Pomeroy, escogió para esta ocasión un apretado vestido color Fuscia adornado con lentejuelas y lucía un llamativo lunar en forma de corazón en una de sus mejillas. Luego, se trataba de convencer al andrógino Representante por Illinois Luís Gutiérrez, quien después que el Proxeneta Mayor anunciara su apoyo a la abominación de Reforma Inmigratoria que proponen el Senador Demócrata de Nueva York Charles Schumer y el RINO de Carolina del Sur Lindsay Graham, declaró complacido que era un "Sí firme". Por supuesto, de inmediato el llamado Caucus Hispano anunció su apoyo al ObamaCare, y se cuenta que en esa reunión se dijo que esta oportunidad de aprobar el ObamaCare a través de la Regla Slaughter (Masacre), abría la puerta para aprobar la amnistía inmigratoria por la misma vía. Y al carajo con el artículo 1 de la Sección 7ma de la Constitución que establece que para que cualquier proyecto de ley se convierta en Ley debe ser aprobado por ambas Cámaras y debe contener el mismo lenguaje.

Luego está lo que han dado en llamar las cuatro R, por: Reelección, Riqueza, Reputación y Rehabilitación. A cambio del voto, un legislador con una de estas cuatro “preocupaciones” podría recibir ayuda. Si desea ser Reelecto, pues necesita Riqueza, léase contribuciones de campaña, en una palabra dinero. Y, para conseguirlo, una buena Reputación es un A plus. Si la campaña va mal, la Rehabilitación resulta esencial, pero si la campaña fuera tan mal, como les sucederá a la mayoría de los que voten Sí por el ObamaCare, pues siempre se le puede proporcionar una sinecura, un trabajito federal o una embajada al que pierda su curul.

Pero como los campos están tan definidos y cada vez se definen más. Todos aquellos que buscan desesperadamente un “arreglo” es porque saben que el Armagedón electoral viene y es inevitable y aquellos legisladores que provienen de distritos llamados moderados saben que ellos son los más débiles, de ahí la razón por la que tantos de ellos están a la búsqueda desesperada de uno de esos arreglos.

Por eso los Republicanos hacen muy bien en estar a la caza de esos “dulces arreglos”. Al menos eso es lo que dijo hoy el Senador Republicano Tom Coburn: “Si ustedes piensan que pueden conseguir un arreglo ahora, y que ello no se sabrá hasta después de las elecciones, quiero decirles que eso no sucederá así (...) Y estén preparados para defender la venta de su voto en la Cámara”.

Por último, We The People, sabemos muy bien que entre Pillos y Putas anda el juego y que no nos perderemos ni un detalle del gran mercado lleno de lacras y lenocinio en que han convertido al Capitolio de la nación. Barack Hussein Obama no los engaña cuando les dice: “Nuestros destinos están ligados a la Ley de Reforma de la Salud”.

Por nuestra parte les decimos: We The People we’re watching you. (Nosotros, el Pueblo les estamos vigilando).

Nobama
Nueva York, 19 de marzo de 2010

7 comentarios:

DionisioAmante dijo...

La colectivización forzada de la salud que proponen los democratas va a ser
solo el comienzo del cambio socialista que busca la izquierda en EE.UU., alguien una
vez dijo si no puedes derrumbar las murrallas de tus enemigos atacalos desde
su interior y el más notorio ejemplo es el CABALLO DE TROYA..

A Futuro quizas va a ser más seguro tener una cuenta de activos en paises como
China, La India o Ex-satelites marxistas conversos al capitalismo.
Bueno la historia es y sera oscilante y EE.UU. se encuentra en una gran Encrucijada.
El Unguento magico que sirve para todos los males del Obamacare se parece al que trataban de vender en el lejano Oeste arriba de una carreta los esquilmadores a los ingenuos..

Saludos..

Anónimo dijo...

¡Pavorosa la 'marcha triunfal' hacia el desastre!! Demasiados ‘votantes’ sin idea ni criterio sobre política, con 'derecho a voto’ y sin la contrapartida de la 'responsabilidad' que acarrean los 'derechos' para que puedan ser ejercidos con capacidad, razonadamente y con toda la información necesaria en las manos para tomar las decisiones oportunas sin que después ocasionen una debacle irreparable. El gravísimo problema está entre la perversión del lenguaje, el marketing político y el 'carisma' que son los que 'venden' y no las ideas y la ‘letra pequeña’ de los programas electorales que traen de 'tapadillo' algunos políticos deshonestos o descaradamente corruptos.
Los votantes de Obama no quisieron 'enterarse' del 'pasado' y la 'trayectoria' del personaje, y desgraciadamente, estos son los 'lodos' de aquella 'inundación'. Esperemos que no sea reelegido en 2012, porque eso sería la ruina total del país y 'desmontar' la democracia más antigua que haya existido nunca cambiándola por una 'dictadura bananera' más de las muchas que existen por cualquier parte de este loco mundo del siglo XXI. (Si eso ocurriese, sería el final de Occidente y la Libertad conocida para empezar un largo inicio a la desaparición y la destrucción de generaciones de lucha por los derechos humanos y civiles, sería el regreso definitivo a la era de las cavernas y la esclavitud mundial).

Y.A.

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Na, qué fué, qué pasó...? Bitte informa!

Nobama dijo...

Estimados amigos, gracias por opinar. Dionisio y el anónimo tienen razón, este es sólo el comienzo de la ofensiva totalitaria de Obama y sus secuaces, puede ser que ganen esta batalla pero la Guerra recién comienza.
Amigo Chocolatico, todavía no hay nada definitivo, se supone que voten hoy, pero todavía no se ha fijado la votación, lo harán cuando tengan los votos. Ellos dice tener ya 216 Sí, que es lo que necesitan, pero otras fuentes dicen que todavía están cortos en alrededor de 4 votos. Nosotros estamos en comunicación permanente con algunas fuentes confiables y en cuanto tengamos una información confiable lo publicaremos.
Saludos,
Nobama

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Gracias Nobama, estoy espectante, pero yo sé que aún cuando logren aprobar el ObamaCare no podrán ahogar las tradicciones de Libertad de los norteamericanos, el "American wey of life". Esa victoria será pírrica o posiblemente menos, será una derrota ante los ojos del pueblo norteamericano que se ha expresado directamente y a sus representantes y éstos sobornados por El Mesías no quieren oir, el pueblo les pasará la cuenta.

Anónimo dijo...

Nobama,
Aqui se aplica aquella frase del siempre vigente personaje de Oklahoma el gran cowboy Will Rogers:
"We have the best Congress money can buy!"
Puede ser que hoy gane y puedan meternos a la fuerza el Obamacare, pero cuando venga Noviembre le haremos pagar bien caro su desvergonzada actuacion. Para entonces tnedran que buscar trabajo en otro lado porque saldran del Congreso con el rabo entre las piernas.

Zoé Valdés dijo...

Estimados amigos de Nobama: Así mismo ha sido, la ley pasó, tal como ustedes han pronosticado, manipulando a mazamba. Ahora empieza la caída total, porque esta ley -que Sarkozy no ha podido cambiar en Francia- aún cuando ya mucha gente se ha ido de la Seguridad Social Estatal, con muchísimo trabajo, porque no es fácil irse, para adherir a otras nuevas que han ido surgiendo, lo que es nuevo en Francia, es una de las que ha hundido la economía francesa. La clase media paga los cuidados de los que no quieren trabajar. Ahora vendrá otra ley para pagar a los intermitentes del espectáculo, y así y así. Esto es una aguja en el brazo, y la sangre botándose a chorro contra las losas del piso.