viernes, 10 de julio de 2009

La caída de Obama en las encuestas augura vientos de Galerna que llegan desde Waterloo

Hacer clic en la imagen para ver The Rassmussen Report

El 21 de enero, un día después de su toma de posesión el Presidente Barack Hussein Obama contaba con un nivel de aprobación general del 65% y de desaprobación total del 30%. Hoy a casi seis meses de su toma de posesión, cuenta con un índice de aprobación total del 51% y de desaprobación total del 48%, lo que indica que su popularidad ha caído en este tiempo en un 14%. Digamos solamente que en ese mismo período de tiempo en la presidencia, Obama se vio superado por varios ex presidentes: Dwight D. Eisenhower con 69, George H.W. Bush con 66, Jimmy Carter con 62, Ronald Reagan con 60, y hasta Richard Nixon con 58 y, para sorpresa de muchos, sólo aventaja en un punto a George W. Bush que tenía 57%. Cabría preguntarse ¿qué ha fallado para que muchos de quiénes lo apoyaron ya no lo hagan? ¿Cuántos de sus votantes fundamentales estarán en esos índices de desaprobación?

Veamos las cifras estadísticas de la nación. Obama derrotó a John McCain en el grupo de los menores de 22 años 66 por 30%. También generó un gran entusiasmo entre los adolescentes voluntarios que todavía no tenían edad para votar. Pero en junio, el desempleo en este grupo de 16 a 19 años, alcanzó el 24%, 4 puntos más que el por ciento existente de 20.6, al finalizar la presidencia de George W. Bush.

El 95% de los votantes negros votaron por él. Pero al finalizar el mes de junio, el desempleo entre los votantes negros alcanzó el 14.7%, superior al 11.1 al terminar el mandato de Bush. Obama también se alzó con la mayoría del voto hispano con un margen de 66 por 31%. El desempleo entre los hispanos en junio alcanzó la cifra del 12.2%, un incremento en relación con el 8.8% a la salida de Bush.

Pero no es sólo por el desempleo que los votantes negros e hispanos puede que sientan que Obama les ha fallado. Sino que ello incluye a sus hijos. En todo el país, sólo el 55% de los estudiantes negros y el 58 entre los hispanos se graduaron este año de high school, contra el 78% entre los blancos. Y a pesar de estos resultados, Obama está renuente a enfrentarse a los sindicatos de maestros o a sus colegas Demócratas en el Congreso para activar la ley de la escuela de elección. De hecho, ambos grupos, Sindicatos de maestros y Demócratas en el Congreso, se oponen a ello. Mientras tanto, muchos padres entre esas minorías ruegan por la escuela de elección para librar a sus hijos de planteles inseguros y fallidos.

Un graduado de high school gana $600 mil más durante toda su vida que alguien que no se gradúe. Así que esa debe ser una razón de peso para que Obama envíe a sus hijas a una escuela privada que gracias a su oposición le está vedada a muchos niños de las minorías de Washington. Él elogia a la madre de la jueza hispana que propuso para la Corte Suprema porque trabajaba seis días a la semana para poder enviar “a su hija a una escuela católica llamada Cardenal Spellman convencida de que en los Estados Unidos teniendo una buena educación todas las cosas son posibles”.

El 78% del voto judío y el 62 del asiático fueron para Obama, a pesar de la discriminación inversa que sufrieron muchos de sus hijos de excelente rendimiento académico gracias a las cuotas impuestas por la acción afirmativa que Obama favorece en la admisión a los Colleges y para el empleo.

Más aún, durante la campaña, cuando cortejaba el voto judío, Obama trató y parece que con éxito, de establecer con solidez sus credenciales pro israelíes, pero desde que fue electo ha presionado y hecho demandas extraordinarias y muy peligrosas para la propia existencia de Israel. El mes pasado, en su ya tan cacareado discurso al Mundo Musulmán en el Cairo, Obama sólo particularizó en Israel para criticarlo por sus asentamientos en Cisjordania y Jerusalén y los integrantes de la política exterior y de seguridad de su administración han estado dando a entender que la expansión de los asentamientos y la autodefensa militar israelíes, estarían entorpeciendo la posibilidad de que los Estados Unidos puedan detener la adquisición del arma nuclear por parte de Irán.

El 3 de julio, Alan Dershowitz, profesor de leyes de la Universidad de Harvard, quien apoyó la candidatura de Obama a la presidencia, escribía en The Wall Street Journal que “muchos norteamericanos que apoyan a Israel y que votaron por Barack Obama, ahora sospechan que puede ser que hayan sido víctimas de una operación de bait and switch (refiriéndose a la operación de engaño que utilizó Bell Mobility con sus clientes diciéndoles que sólo se trataba de una promoción y que después el cliente debía cambiar por sí mismo aunque nunca se lo dijeron, paréntesis de Nobama). Ahora, algunos de ellos tienen remordimientos por su voto”.

Y la tendencia general que muestran las encuestas es que cada día que pase más de esos votantes se unirán a los numerosos norteamericanos que han llegado a la conclusión de que emitieron un voto equivocado.

Por ejemplo, la encuesta diaria de seguimiento presidencial de The Rasmussen Reports muestra hoy, viernes 10 de julio de 2009 que el 30% de los votantes norteamericanos apoya decididamente el trabajo del Presidente Obama como presidente, mientras que el 37%, lo desaprueba decididamente, lo que da a Obama un Índice de Aprobación Presidencial de –7, sí no es un typo ¡menos 7!

Hace cerca de 200 años, el emperador Napoleón regresó del exilio y reconquistó a Francia sin disparar un tiro. Su conquista de Europa falló cuando 100 días después el Duque de Wellington lo derrotó en la batalla de Waterloo. Desde entonces la voz popular le endilga a la causa del fallo de los políticos el sobrenombre de la famosa llanura Belga. En el caso de Obama, son tantos que será difícil decir: Ese fue su Waterloo. ¿El llamado estímulo económico? ¿La nacionalización de la industria automotor? ¿El déficit fiscal? ¿La Ley de Cap and Trade (Energía)? ¿Salud Pública Universal? ¿La errática política externa?... Quién sabe… A lo mejor habría que decir: Obama fue el Waterloo de Obama.

Pero lo que sí parece ser es que desde allá, desde Waterloo, llegan los vientos y que se sienten ya bastante fuertes, de Galerna, como diría un Meteorólogo.

Nobama
Nueva York, 10 de julio de 2009

12 comentarios:

Abel dijo...

muy simple....esta es la crisis mas violenta desde la gran Depresion....pero asi y todo conserva un gran apoyo, por puro milagro...nadie aguantaria, se lo aseguro. Los numeros son predecibles y muy logicos. Hasta con numeros y todo andan ustedes!!!!...me admiro realmente cuanto empeno...mis mas sinceros respetos, cuando lo digo es una lupa extra large.Esto es de risa ....el nobel del contraespionaje es lo que esta en juego aqui....ja,ja,ja,ja
perdon,
con el respeto que puedo.
un poco de humor ...o no?

Nobama dijo...

Todo el mundo tiene derecho a hacer el ridículo cuando no tiene argumentos que oponer, estimado Abel. Hasta usted.
Saludos,
Nobama

Esperanza E. Serrano dijo...

Que bueno saber que hay muchos que piensan como yo y que manifiestan la misma preocupación.
¿Cuál será el Waterloo de Obama?
El propio Obama.
Su prepotencia y su incapacidad para ver más allá de sus narices, matizadas por una gran verborrea con la que entona los cantos de sirenas para dormir a los tontos utiles, ya está dando los primeros resultados y eso es lo que está reflejado en esas estadísticas.

Muchos todavía no se han dado cuenta que ese hombre está hundiendo politica y económicamente a este país, por los errores que comete a diario y por el desmedido derroche de dinero y de recursos, sin precedentes en la historia. Ojalá los que están dormidos, despierten antes de que sea demasiado tarde.
Saludos, Esperanza

Nobama dijo...

Bienvenida a Nobama, amiga Esperanza, gracias por opinar. Tiene usted razón, las encuestas están marcando una tendencia sostenida de desconfianza en la gestión del Presidente en las últimas semanas. Las más preocupantes para la administración son la caída entre los votantes independientes y que por primera vez en un estado como Ohio, cayó su popularidad por debajo del 50%. Esperamos que nos visite más a menudo.
Saludos,
Nobama

Cristina García dijo...

Yo encuentro hasta comprensible que los votantes "americanos" se sintieran fascinados con la maquinaria propagandística de la campaña Obama. Lo que no puedo entender es que los exiliados cubanos, que si conocen el monstruo, se dejaran timar por este incapaz y que lo sigan apoyando aún, a pesar de lo evidente de su mala gestión y sus compromisos políticos con lo peor de todos lados.
¿Nada les dice que pregone deberes morales de los ricos con los pobres y se de vida de rey a costa de los contribuyentes? ¿A nadie les recuerda?
Muy necesario este blog.
Saludos.

Nobama dijo...

Estimada Cristina, tiene mucha razón cuando habla de la fascinación carismática de Obama, la que, combinada con la total parcialización de la Gran Prensa norteamericana y la pérdida de sus raíces por parte del Partido Republicano, logró movilizar a los votantes más jóvenes y a los independientes en la dirección de Obama. En cuanto al voto cubano, hay el mito de que fue mayoritariamente al campo de Obama. Falso. De haber sido así, no habrían sido reelectos los Congresistas Cubanoamericanos del Sur de la Florida. Esa impresión también la crearon encuestas manipuladas como las de la FIU, hecha no con votantes registrados, sino que la hicieron con emigrantes económicos entre los más recientes llegados de Cuba.
Gracias a todos por opinar,
Saludos
Nobama

Cristina García dijo...

Justa la precisión, Nobama. Sin embargo, me refería al gusto por el individuo, no al voto propiamente.
Cuando, pasado el tiempo necesario, esos "emigrados económicos" ya voten, ¿votarán por Hussein? Muchos indicios me hacen pensar que si, porque esos que se hacen llamar "emigrados económicos" no parecen ver la relación entre su situación en Cuba y su gobierno allá. Mucho más difícil será, entonces, que disciernan acerca de la verdadera naturaleza del desgobierno de Hussein cuando sus cerebros estén embotados con pop y falso periodismo.
¿Han visto la programación del Festival de Cine Judío de San Francisco de este año?
Saludos.

Abel dijo...

Eso de emigrados economicos es absolutamente ofensivo y conozco algunos que lo son,pero en terminos generales es injusto, tendencioso y superficial. No conocen bien entonces la realidad cubana,en que ano vinieron?.....que ridiculo!
Abel

Abel dijo...

esto es inaceptable y ofensivo, eso de emigrantes economicos es escalofriante, conozco algunos,pero en general denota un total desconocimiento.En que ano vinieron?...Las elecciones para el congreso tuvieron una connotacion mas local, mas pasional por los lazos historico con dichos congresistas que si han hecho cosas buenas por la comunidad cubana del sur de la Florida y de Cuba en cuestiones tales como inmigracion..y algunas mas,hasta ahi las clases, hay un agradecimiento por eso, empezando por mi,pero han perdido el rumbo,no van a ningun lado. Diaz Ballart gano por un pelo. Ileana por mas. En una eleccion presidencail cambia la cosa y entran factores mucho mas amplios y el elector castiga los errores,como le paso a Bush y con el a Maccain. Eso es todo. Es muy grave decir que la FIU manipulo la encuesta....entonces se podria decir lo contrario.....las encuestas muchas veces quizas evitan a los votantes mas "nuevos" y hace incapie en los mas viejos.No nos apasionemos,
please,sentido comun.

Nobama dijo...

Estimado Abel, si le parece inaceptable y ofensivo, visite otros blogs en los que encontrará lo que usted quiere escuchar. Son emigrantes económicos y además deshonestos porque se acogen a la Ley de Ajuste Cubano como Refugiados para al año y un día postrarse a los pies de la dictadura y humillarse para pedir una visa para entrar en su propio país. Será muy grave decir que la FIU manipuló la encuesta, pues bien está comprobado y si no, vaya con ellos y dígales que nos demande, como a otros que lo han expresado y publicado. Se ve que usted esta obnubilado por Obama, así se obnubilaron muchos con Castro en Cuba y mire donde estamos. Ya una vez le dijimos que argumente e investigue y si es capaz de organizar dos ideas de forma coherente, venga a Nobama con su artículo fundamentando su razón. Si es respetuoso. Se lo publicaremos. Pero no venga a decir que en casa ajena qué es y qué no es aceptable. Además, sentido común sobra por acá, por eso nuestro blog se llama Nobama.
Saludos,
Nobama

Zoé Valdés dijo...

Estupendo artículo, serio, no hay más que agregar. Una pena, porque América no lo merece.

Nobama dijo...

Gracias a todos por opinar. A usted también Abel, porque al responderle, nos ayuda a ver el daño que han hecho la llamada Gran Prensa y los políticos venales y nos reafirma en la necesidad de seguir denunciando al Liberticida que quiere acabar con nuestra democracia y nuestra libertad.
Saludos,
Nobama