jueves, 3 de diciembre de 2009

Molière va a Washington


Él que con ruido y arrogancia presenta sus argumentos,
muestra que su razón es débil.
Le Misanthrope de Molière

¿Cómo se atreve usted a obstaculizar o molestar,

cuando tengo los medios para arruinarlo y destruirlo.

Usted debió haberlo pensado antes de pisarme los dedos de los pies.

¡Al atacarme, se pone contra Dios!
Tartuffe
 de Moliere
de la adaptación en verso de Timothy Mooney
Barack Hussein Obama lleva casi un año como Presidente y el desempleo alcanza ya la cifra de 10.2% y la llamada Ley de Estímulo Económico no ha logrado que esa cifra descienda ni una décima, de ahí que nuestro Gran Timonel haya decidido que es hora de ocuparse del asunto personalmente.

¿Y qué hará? Pues lo de siempre, organizar una nueva puesta en escena a la que esta vez llama Cumbre de Empleos, un nuevo y vacío esfuerzo para demostrarnos a los norteamericanos cuan preocupado está por nosotros y por nuestro bienestar y, claro está, nos regalará un nuevo discurso, uno más, lleno de hipócritas y también vacías y altisonantes palabras, en las que de nuevo volverá a culpar a Bush de todos sus sinsabores y de paso intentará volver a vendérsenos como el iluminado, el ungido y le escucharemos hablar mucho, más de la cuenta, en primera persona, aunque no pronuncie la palabra Yo.

Y lo escucharemos decir que este, el problema del desempleo, no es un problema partidista, ni Demócrata ni Republicano y que es tan grave que la política debe quedar a un lado. Pero vaya que mientras dice eso acerca de la política, pues deja fuera y no invita a tan magno evento a la Cámara de Comercio de los Estados Unidos que representa a más de tres millones de empresas de todos los tamaños en toda la Unión Americana.

Sí, ya sé que soy muy mal pensado, no puedo evitarlo, aunque trato. Pero vaya, que desgracia, que mi memoria no sea tan mala como mis pensamientos y que de inmediato recuerde que el Magno Timonel echó espumas y ataques y diatribas y mintió y acusó de todo lo que se le ocurrió a la Cámara de Comercio, porque se atrevió a cuestionar y expuso la verdadera esencia del ObamaCare y de la Ley Cap & Trade (Energía). Pero como una golondrina no hace bandada, tampoco fue invitada a este trascendental convite la Federación Nacional de Empresas Independientes (National Federation of Independent Business), y estas son sólo dos de las muchas vetadas por Obama, como muchas personalidades de las finanzas y los negocios porque al igual que estas instituciones tienen puntos de vista diferentes a los del Gran Timonel acerca de este problema que afecta el bienestar y la “consecución de la felicidad” de todos los norteamericanos. Y no están invitados porque allí propondrían soluciones verdaderas y, ¡Oh, anatema!, Capitalistas, para hacer que la economía comience a moverse hacia adelante y a crear empleos. A saber, por ejemplo, una rebaja del 15% en los impuestos sobre ingresos y la abolición de aquellos que gravan las ganancias sobre el capital y una visión realista y de mercado sobre las leyes de energía y de Reforma de la Salud.

El gran engaño de la hipócrita puesta en escena de la Casa Blanca que ya se desarrolla es que allí no están representados los verdaderos creadores de empleos en nuestra economía, las pequeñas empresas que son las responsables de crear tres de cada cuatro empleos en nuestra nación. Allí sólo se hablará de gastar, gastar, gastar y de crear los únicos empleos que el Gobierno es capaz de crear, empleos burocráticos gubernamentales, curiosamente el único sector en el que existe un crecimiento, pero que no produce nada, sino que por el contrario devora nuestros impuestos con un hambre insaciable. Ah... los políticos. El Gran Timonel continúa insistiendo que ese es el camino del éxito, el del llamado Estímulo Económico que cuando se aprobó y se puso en práctica había un desempleo del 8% y gracias a su “exito” incuestionable hoy estamos en el 10.2% y sumando.

Obama buscará aumentar esa enorme Mesa de Pericles en la que sólo el 8% de sus integrantes tienen un historial previo en el sector privado y que, me imagino, cada día se sientan a meditar y a conversar en la Casa Blanca sobre empleos de una forma abstracta, como sólo los burócratas pueden hablar, y entre una y otra taza de café, elaboran planes, siempre pensando y teniendo muy en cuenta la fórmula genial y mágica que rige el pensamiento de su Gran y Amado Líder, a saber la redistribución de la riqueza y todo lo que se les ocurre, por el contrario, lo que hace es eliminar empleos. De ahí, de ese conciliábulo, la nueva moda en Washington, surgió la idea genial del impuesto sobre la energía, que tuvo el efecto inmediato de dejar sin trabajo a miles de norteamericanos. Lo que sucederá igual cuando el año próximo dejen expirar las rebajas de impuestos del malvado Bush. Y ahora, como sabemos, contra la voluntad de la mayoría de los norteamericanos, con mentiras y trapisondas, estos retoños del gran Tartufo tratan de embutirnos el ObamaCare, que de aprobarse, pasará a la “Historia Universal de la Infamia” de esta administración como su gran logro anticapitalista: haber llevado a la bancarrota a la Gran Nación Americana.

Roguemos a Dios que, como el Orgon de Molière, el pueblo norteamericano tenga un final feliz en esta asquerosa comedia de hipocresías, engaños y maldad que es la administración de Barack Hussein Obama y porque al fin nos llegue el verdadero Hope and Change que envisionaron nuestros Padres Fundadores.

Diego Rodriguez-Arche
Nueva York, 3 de diciembre de 2009

3 comentarios:

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Muy bien explicado, como siempre, desesperanzador ( no deja margen ni para la paciencia ni para la esperanza). Pero se puede ver cómo va aplicando las recetas comunistas al pié de la letra.

1. Invita a una Mesa Redonda para después hacer desaparecer entre todos la responsabilidad del fracaso.
2. La genta no resolverá el problema pero estará contenta " estamos mal, pero vamos bien".
3. Aumentará la pobreza, la envídia y esto fortalecerá el papel del Gran Timonel Oba-Mao. Resultado: Más socialización!

Yo sigo viendo el peligro de un Golpe de Estado en los EEUU, este hombre está loco.

palacio dijo...

Mi opinion es que obama con su plan social le a tronchado la carrera politica a cualquier otro negro en este pais,aqui no veran un negro an los proximos 150 años acercarse a esa posicion,ustedes veran en las elecciones del 2012 el destino de obama,a obama le pasara lo mismo que le paso a un señor buena gente negro que corrio por alcalde de san francisco ahora no recuerdo su nombre...era muy querido por todos los blancos eran sus mejores amigos y el dia de la eleccion no votaron por el nadie podria creer lo que paso y sin embargo los blancos lo seguian rodiando y votaron en secreto en su contra eso se penso que le pasaria a obama pero no fue asi,pero le pasara en la segunda vuelta,este pais en su interior no piensa ni quiere ningun plan socialista,o es que nos e dan cuenta que esta gente que esta en el congreso no piensa en la reeleccion,solo le interesa empujar su plan el cual han tenido guardado por mas de 50 años porque estoi no es de ahora esto lleva mucho tiempo cocinandose,cualquier cosa que el haga no importara obama le pasara como chacumbele el mismito se mato......aqui no hay negro,ni latino ni vividores del wefare suficiente para poner presidente..

Anónimo dijo...

Buen análisis. Sólo nos queda ir luchando día a día para evitar la reelección de Mr.Obam-Oz.

Dice un refrán que 'las cosas deben ponerse muy mal para que comiencen a mejorar'. Si la recesión y el paro se agrandan lo suficiente como para que los que le dieron sus votos se sientan 'seriamente perjudicados' (dicho vulgarmente, 'con los callos pisados'), quizás despierten del 'letargo mesiánico' en el que se sumergieron y vean que el 'mesianismo' es puro 'satanismo'. El demonio suele ir 'bien vestido', 'hablar con bellas (aunque huecas) palabras, y finalmente, está en su naturaleza mostrar su horrible fealdad en el momento más inopinado. Esperemos que la gente pueda 'verle tal cual es por dentro' y no se queden el 'exterior'.

FREE CITIZEN