lunes, 15 de septiembre de 2008

Una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero…

Hoy lunes, además de las malas noticias de Wall Street, la gran prensa y la no tan gran y hasta el “ungido” y su “Attack Dog” Joseph Biden, han seguido machacando a la candidata a la vicepresidencia Sarah Palin. Los ataques son bien coordinados y como dice Sun Tzu, teórico militar chino del siglo V a.n.e. en su libro El arte de la guerra, las “estrategias de engaño” se están desarrollando a toda marcha. Hoy mismo hemos puesto dos ejemplos de cómo utilizan esas tácticas de engaño, manipulación y torcedura de la verdad en los dos artículos publicados por Alejandro Armengol. Pero como dice el dicho “una cosa es con guitarra y otra con violín”. ¿A qué se debe esta ofensiva furiosa contra la gobernadora de Alaska?
Nobama piensa que la respuesta está en las últimas encuestas. Digamos, por ejemplo, que según Gallup, la contienda se ha estabilizado con McCain aventajando a Obama por dos puntos: 47 al 45% y entre las mujeres en general Obama aventaja a McCain 49 a 42%, pero entre las mujeres blancas los números se invierten y McCain recibe el apoyo del 49 y Obama sólo el 42%
Otras encuestas, por ejemplo esta de Fox News, sugieren que después de las convenciones de ambos partidos, existe una tendencia entre los norteamericanos a favorecer a los republicanos, aunque el país todavía tiende hacia los demócratas, pero mucho menos de lo que ha estado durante toda esta campaña electoral.
La manifestación más destacada de este cambio hacia los republicanos está, por supuesto, en el casi empate que muestran las encuestas entre John McCain y Barack Hussein Obama. Fox News mostró a Obama delante por 42 a 39 en su encuesta del 19 al 20 de agosto y la del 8 al 9 de septiembre muestra a McCain delante 45 a 42%. Los números de Obama no han cambiado, pero McCain muestra un aumento de seis puntos.
Otro dato interesante de esta muestra es que la ventaja en los temas de campaña que tenían los demócratas se ha ido desgastando en los últimos meses. Así, a finales de julio, los votantes confiaban más en los demócratas para manejar la economía por 11 puntos 47 a 36%. Ahora, la ventaja demócrata se ha reducido a sólo 4 puntos, 46 a 42%.
En el tema emblemático de Obama, la guerra en Iraq, los votantes confían más en los republicanos 52 a 39% en septiembre, comparado con una ventaja de 46 a 40% a mediados de junio.
Los republicanos también han obtenido algunas ganancias en el tema de la energía después de finalizadas las convenciones de ambos partidos. Al preguntarle a los votantes en cuál partido confiaban más para lograr la independencia energética, antes de las convenciones daban a los demócratas una ventaja de ocho puntos y ahora ésta es sólo de dos puntos.
Finalmente, Sarah Palin tiene mucho que ver con todo ese cambio. A la pregunta de cuál candidato había hecho la mejor selección para vicepresidente, los votantes repondieron que John McCain por 50 contra el 40% por Obama.
Un punto clave en la popularidad de la gobernadora Palin es la opinión de que ella comprende los problemas del ciudadano promedio. A la pregunta de cuál de los cuatro candidatos para presidente y vicepresidente “comprendía mejor los problemas de la vida diaria en los Estados Unidos”, Palin terminó primera con un 33%, Obama segundo con un 32, McCain tercero con el 17 y Biden el último con el 10, un margen combinado de 50 a 42% a favor de los candidatos republicanos.
Al atacar a Sarah Palin, los demócratas se han pasado de raya y aumentaron su influencia entre los votantes. Al preguntarles si Palin había sido objeto de ataques machistas en los medios, el 45% respondió que sí, mientras sólo el 33 respondía que Obama había recibido ataques racistas. Mientras más los demócratas y los medios atacan a la gobernadora Palin, más se identifican ellos mismos como machistas y elitistas, dos cosas que son pecado en los Estados Unidos de hoy.
Pero quizás la noticia más mala que podría recibir Obama de estas encuestas, fue la respuesta dada por los votantes a la pregunta de a quién pedirían consejo de encontrarse ante “la decisión más difícil de sus vidas”, la mayoría escogió por un 50% a McCain, mientras sólo el 34 preferiría al demócrata. Si la decisión más difícil fuera por quién votar para presidente, McCain puede sentirse tranquilo con este resultado.
Nada, que como decimos en el título de esta entrada: Una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero…

Nobama
Nueva York, 15 de septiembre de 2008

1 comentario:

José Mª García dijo...

Sorprende ver cómo, una novela de hace más de 2.400 años como es “El Arte de la Guerra”, puede seguir siendo tan vigente hoy en día, y la filosofía descrita ha ido más allá de los límites estrictamente “militares”, aplicándose a los negocios, los deportes, la diplomacia e incluso el comportamiento personal.
Para aquel que no lo tenga, yo me lo he podido descargar gratuitamente desde la Web de YellowStar formación corporativa www.yellowstar.es.
Saludos cordiales!